“Tengo 16 años y vivo un pololeo tóxico”

No me atrevo a contárselo a nadie. Por eso lo escribo acá. De manera anónima. Hace un año y tres meses que estoy con él. En un comienzo todo fue lindo. Era cariñoso y preocupado. Me trataba bien. Con él tuve mi primera relación sexual. Fue muy bonito y simbólico para mi. Era respetado pero cambió. Cambió cuando se separaron sus papás. Llegó a mi casa llorando y yo no sabía cómo consolarlo. Sólo lo abrazaba y le decía que todo iba a estar bien. Mi mamá le hice un té y se quedó a comer con nosotros. Después de eso no fue el mismo. No me contestaba el teléfono ni los mensajes. Comenzó a decirme que estaba gorda y fea. Para mi el peso es un tema y comencé a acomplejarme más aún. No me atrevía a mirarme al espejo y no quería comer. Una tarde estábamos discutiendo porque me habían invitado a un cumpleaños sólo de mujeres y me zamarreó. Fue la primera vez que lo hizo. Quedé helado. Aterrada.
Lloré toda esa noche. Al día siguiente me pidió disculpas. Me dijo que me amaba. Salimos a tomar helados después del colegio. Le creí. Pero no fue la única vez. Se puso agresivo y celoso. Una noche que yo no quería tener relaciones sexuales porque estaba con mi periodo, me pegó. Me empujó, caí al suelo y me pegó una patada. Sentí que no podía respirar.

De eso han pasado 4 meses. Lo amo. Sé que estoy mal pero no puedo dejarlo. Sueño con que algún día voy a hacer que cambie y se ponga bueno como era antes. En mi casa nadie sabe lo qué pasa. Miento cuando me preguntan. Me aislé de mis amigas. Trato de darle el gusto en todo para que no se ponga violento. Últimamente comenzó a tomar mucho. Eso le hace peor. Quiere que yo tome a la par con él pero no me gusta porque la última vez terminé intoxicada con el alcohol y no quiero que me pase otra vez.

No sé qué hacer. No quiero dejarlo pero tampoco quiero que me siga maltratando. Necesito que cambie pero a veces siento que nunca lo hará. Estoy metida en un laberinto sin salida. Estoy perdida y aún lo amo.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest