Riviera Maya en familia

México es un país que enamora con sus colores, sabores y alegría. México es un país que no me canso de visitar. Esta vez fui con mis hijos de 9 y 7 años. Busqué un lugar que no fuera tan grande y tuviera atracciones para niños. Porque cuando viajas con tus pequeños debes de buscar un lugar para ellos y no sólo pensar en los adultos.

Por Constanza Díaz

cdiazhauser@yahoo.com

Un lugar con playa y calor

Playa del Carmen fue el destino. Busqué un hotel todo incluido de manera tal que no tuviéramos que gastar dinero en comidas ni bebidas y tuviéramos todo al alcance de la mano sin necesidad de movernos del hotel. El sistema todo incluido es maravilloso. Te olvidas de andar con dinero en la cartera. Puedes comer y tomar todo lo que quieras, sin límite. Lo importante es saber parar y no comer en exceso porque es muy frecuente que, al no estar acostumbrados a tener tantas delicias culinarias a nuestro alcance, acabemos enfermos del estómago a los pocos días.

Escogí el hotel Iberostar paraíso maya. A 40 minutos del aeropuerto de Cancún. Un complejo grande y maravilloso para niños. Realmente recomendable. Cuenta con su propio centro comercial y un carrusel en la mitad donde los más pequeños son dichosos. Tiene una piscina con olas, un río lento para recorrerlo en flotadores, un pequeño parque acuático  y un estupendo club de niños con monitores a todo terreno. Les hacen diversos actividades diarias y los niños lo pasan espectacular. Guerra de agua, show de talentos, bailes, tiro al arco y un sin fin de panoramas muy divertidos para los más chicos. De verdad hasta los adultos nos entusiasmamos con tantos panoramas entretenidos que les hacen. Además tienen un club house adonde tienen videojuegos, camas elásticas, disfraces y muchas cosas entretenidas.

Paseos y excursiones

Tomamos un tour a Xcaret. Pasaron por nosotros a las 7:30 de la mañana. Llevamos trajes de baño, toallas y mucho bloqueador solar. El parque es inmenso y precioso. Tiene un gran mariposario, un acuario, un lindo aviario. Playas, restaurantes. Puedes hacer snorckel, nadar con delfines. Cuenta también con un parque para niños con juegos y toboganes acuáticos. Puedes regresar a tu hotel a las 16:30 o quedarte al show nocturno que es espectacular con comida y música mexicana. Además hay ruinas mayas y te enseñan sobre su cultura.

Otra excursión es ir a visitar las pirámides Mayas a Chichen Itzá un lugar que ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Una ciudad precolombina extraordinaria que fue construida por el pueblo maya y luego abandonada para siglos después ser rescatadas sus ruinas entre la selva. Este paseo si bien es sumamente interesante, puede ser un poco agotador para niños pequeños. Considera eso antes de tomarlo.

Tulum, Coba, paseos a Isla Mujeres en Catamarán, buceos y tour a cenotes son unas de las muchísimas cosas que puedes hacer en la Riviera Maya. La verdad faltan días y tiempo para hacer todo. Porque también cuando estás allá quieres disfrutar del hotel, de descansar en la playa y pararte sólo para ir a comer algo a unos de los tantos restaurantes del hotel para luego seguir bañándote en las cálidas aguas del caribe mexicano. Por mi parte, soy de esas personas que les gusta combinar paseos con quedarme en el hotel disfrutando. El lugar es tan grande que puedes salir a caminar con tu familia y toparte con los coatíes, unos simpáticos animalitos que están en todo el lugar, pavos reales o iguanas que se cruzan por tu camino.

Ir a la playa por la tarde, escuchar los mariachis y ver desde lejos todas las bodas que ahí se realizan es muy entretenido. Caminar por la orilla del mar, tomarte una piña colada en el bar de la piscina o el bar que hay en la playa misma. Todo eso resulta tremendamente atractivo y diferente. Los niños son felices con las máquinas de helados que hay en varios puntos del hotel.

En la noche, cuando ya se acabó la playa y el agua, hay diferentes bares para ir a tomar algo con tu familia. También paseo obligado es ir al centro comercial del hotel donde hay tiendas y realizan actividades para niños. Ahí también hay lugares para comer tacos, creppes o lo que quieras. Todo incluido, sin pagar ni un sólo peso.

Por la noche es imperdible el show del hotel. Es muy entretenido, hacen participar a los huéspedes. Hay noche mexicana, noche de Broadway o de musicales varios. A mis niños les encanta el show del hotel.

Paseo a Playa del Carmen

Hace siete años que no iba a Playa del Carmen y puedo decir que su avenida principal, la Quinta Avenida ha crecido mucho. Está muy alegre, llena de gente, bares, restaurantes y muchas tiendas. Te recomiendo regatear los precios de tus souvenirs. Siempre hacen un descuento. Hoy hay centros comerciales grandes con tiendas como American Eagle, Zara, Old Navy, Forever 21 y muchas más. La verdad es que está muy entretenido ese paseo. Hay que caminar hasta el final, donde está el muelle y empaparse de todo el calor y energía del lugar.

Desde el hotel salen vans que te llevan y te regresan. Debes pagar 5 dólares americanos por persona.

Para volver mil veces más

Estuvimos diez días en este paraíso mexicano y nadie se quería regresar. Es un lugar tan lindo y alegre al que, sin duda, volveríamos encantados una y mil veces más. Es de esos destinos que, simplemente, no te aburren si te gusta la playa, el sol, la buena onda y la brisa caribeña, dulce, mágica. Espectacular.

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.