Quiérete mucho para que no tengas que rogarle amor a nadie

Sin querer, aguantamos mucho. Humillaciones y abusos. Faltas de respeto y desamor. Pensamos que podemos hacer cambiar a alguien. Creemos que si somos buenas, amables y cariñosas nos van a querer. Hacemos lo imposible por agradar para que nos quieran.

Pero lo que no nos damos cuenta es que en esta frenética búsqueda por el amor, nos pasamos a llevar nosotras mismas. No nos queremos. No nos valoramos. Dejamos, si dejamos, que hagan lo que quieran con nosotras. Y después decimos que “nos hicieron sufrir”

Sin embargo, no reparemos en algo: Nos hacen sufrir en la medida que nosotras permitamos eso. El día que dejemos de permitirlo ya nadie nos hará sufrir. Depende de nosotras decir ya no más.

Esto se traduce en un trabajo diario de amor propio y darnos cuenta cuánto valemos. Querernos, cuidarnos. Protegernos de los cariños malos.

No puedes cambiar a alguien, no puedes hacer que alguien se enamore de ti.  Lo único que puedes hacer es enamorarte profundamente de ti para que nadie nunca más “te haga daño”.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.