Princesa Charlotte, una pataleta real

En el marco de una gira por Polonia y Alemania, la pequeña princesa Charlotte lanzó una pataleta real en el aeropuerto de Hamburgo cuando, junto a sus padres y hermano, estaban por abordar un helicóptero que los llevaría de regreso a casa. La pequeña, al parecer, está pasando por la crisis de los dos años, como cualquier niño. Probablemente cansada de los viajes y vuelos, la princesa se tiró al suelo y comenzó a llorar y refregarse los ojos ante lo cual su mamá, la princesa Kate, la consoló, tomó y le cambió el foco de atención, como hacemos todas: con mucha paciencia, sobre todo porque todas las cámaras apuntaban a ellos. Kate no puede salir de protocolo aunque sea víctima de un berrinche de aquellos.  George, quien al día siguiente cumplía cuatro años, en cambio, estaba calmado y feliz mirando el interior del helicóptero. Cómo pueden ver, ni William ni Kate se salvan de los berrinches y cada uno trata de ser lo mejor que puede por mantener la calma y contener a sus hijos. La maternidad es igual para todas. De eso, no cabe duda.

admin

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.