Paremos de idealizar y romantizar la maternidad

Nunca nadie se atreve a quejarse de la maternidad. Porque las penas del infierno caen sobre ese ser humano. Por años la labor de madre se ha pintado de rosa, como si fuera un cuento de Disney. Un comercial de televisión, de esos adonde la madre luce perfecta, sonriente, reluciente. Con niños impecables, bien portados. Y la mamá, ahí en la cocina horneando un pastel. Siempre feliz. Muy feliz.

Hemos sudo bombardeadas por estas imágenes y estereotipo de mamá perfecta e ideal. Cuando de pronto descubrimos que eso era puro cuento y la maternidad real no es perfecta. No es idílica. No es impecable.

La maternidad real es desordenada, es agotadora. Es estresante. Las mujeres estamos sobre pasadas con todos nuestros roles impuestos por una sociedad machista que pretende que todos los cumplamos a la perfección. Se espera que nosotras hagamos todo porque así ha sido desde tiempos ancestrales: La mujer es la que sirve al resto. La que cría, la que cocina, la que ordena, la que sirve la comida.

De a poco hemos ido cambiando pero sigue muy enquistado el concepto de maternidad perfecta e ideal. Y eso, señoras, es mentira.

Ser mamá no es el pasaporte a la felicidad absoluta y eterna. No es sinónimo de arcoíris de colores y niños con sus madres corriendo felices por la pradera. Ser mamá puede que no sea lo mejor que te haya pasado en la vida aunque quieras a tus hijos con el alma.

Es durísimo ser mamá. Es complejo. Es cansador. Es postergación para la mujer. Aunque te digan que no. Es lindo, sin duda, pero también cuesta y cuesta mucho.

La maternidad no es la única opción para una mujer. No es menos mujer quien no es madre.

Es hora de aterrizar la maternidad y dejar de romantizarla porque eso es un engaño para todas. Es un aterrizaje forzoso cuando te creíste todo el cuento y te das cuenta que no era así, no era perfecta. No era rosa. No era Disney en tu vida.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.