No siento deseo sexual por mi marido

Hace 20 años que tengo una depresión intensa. Estoy con tratamiento psicológico y psiquiátrico pero no logro sanarme. He tenido pensamientos suicidas por mucho tiempo. No lo estoy pasando bien.

Finalmente fui diagnósticada con un trastorno del ánimo que he podido estabilizar gracias a las terapias y medicamentos. He crecido muchísimo como mujer pero hay un tema que se arrastra desde antes de conocer a mi esposo y es que no he desarrollado nunca el deseo sexual. Mi esposo me acompaña en todo mi proceso terapéutico, siempre me ha apañado. Los medicamentos que tomo tampoco ayudan porque inhiben la líbido. Además, tengo una condición que se llama vulvodinea que es poco conocida. En todas las penetraciones vaginales siento un dolor inmenso. Durante y después del coito. Estoy en tratamiento ahora por eso.

Llevamos 15 años de matrimonio y mi marido sufre por todo esto. Sufre muchísimo porque no lo deseo y para mí las relaciones sexuales son un trámite que hay que cumplir para atenuar su sufrimiento. Pero ya no puede más y yo tampoco. Por prescripción médica y de la terapia de pareja no hay penetración para no seguir con el círculo del dolor. Yo sé que hay otras formas de disfrutar la sexualidad pero no la deseo. Ni con él ni con nadie. Mi hijo que tiene autismo es mi alegría y el amor lo dirijo a él. Esto no es sano. Me siento encerrada. Ya no puedo esforzarme más y veo cómo la relación se desmorona cada vez más y la distancia se profundiza. Estamos en terapia de pareja y él va a terapia de manera individual.

Estoy agotada, ya no sé qué más hacer.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.