Mi hija sufre de bullying y esto es una pesadilla familiar

Tengo una niña de 17 años que es todo para mí. Pero ya no sé cómo protegerla de tanta maldad.

Cuando era chica sufrió bullying por parte de una profesora en kínder. Y cuando digo bullying creo que me quedo corta en la palabra, esta mujer la violentó tanto que tuvimos que cambiarnos de colegio y de ciudad. Esta mujer le metía la cabeza al WC, la arrastraba de las trenzas, le pinchaba las piernas y otras cosas que no tienen perdón. Fue horrible escuchar cómo mi niña le relataba estos sucesos a un perito de la PDI.

La demandamos y llegamos hasta el final con el caso. La mujer en cuestión no pudo ejercer más su cargo y tuvo una pena de tres años en un psiquiátrico.

Después de eso sacamos a nuestra hija adelante con mucho amor, terapias y cambios profundos en nuestras vidas. Y hoy, otra vez, está siendo víctima de bullying y acoso en su colegio. Ya no doy más.

Todo comenzó este año con unas niñas nuevas que comenzaron a burlarse de sus pechos grandes y su trasero. “Sácate el poto falso” y todo tipo de agresividad ha recibido mi hija por parte de ellas. Son siete niñas que le han hecho la vida imposible. No sabes cuántas veces suena mi celular: Mamá, por favor ven a buscarme. Ya no quiero más.

Mi hija no había contado nada. Hasta el viernes pasado que me dijo lo mal que se sentía. No sabes el terror que siento cuando me dice que no puede más. Me pidió ser bautizada para poner su corazón a Dios. Me pregunto cómo niños tan chicos pueden hacer tanto daño. Hoy la dejé en el colegio pero sus ojitos me decían, sácame de aquí.

Mi hija es una niña buena, es maravillosa. Me lo he llorado todo pero frente a ella soy fuerte y me mantengo firme.

Fui a una reunión a su colegio, dijeron que tomarán medidas. Se brindará apoyo sicológico a mi hija pero creo que no es suficiente. Los padres de las niñas que violentan lo saben, dicen que van a hablar con ellas. Los profesores no hacen mucho. Hoy pidieron disculpas, se deshacen en disculpas pero, ¿Quién le devuelve la alegría y la dignidad a mi hija? ¿Quién le devuelve la risa que le han robado? ¿Las ganas de vivir?

Hoy el colegio dijo que la apoyará, yo espero que así sea. En casa le damos todo el amor posible y más. Junto a sus hermanos y toda la familia. Las niñas que le hacen bullying tienen las mejores notas, los mejores promedios, son estudiosas y aún así, se hacen el tiempo de violentar a mi hija. Me pregunto en qué tipo de sociedad vivimos. Tengo miedo.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.