Marcos Meersohn, “No soy un súper papá pero trato de conectarme con lo más tierno de mí para cumplir con el rol de mamá y papá que me tocó”

Tiene 51 años y dos hijos, Aníbal de 12 y Zoé de 10. El 23 de febrero recién pasado, Pía, su compañera de vida y mamá de sus hijos falleció producto de un cáncer que no les dio tregua alguna. Esta es la historia de Marcos Meersohn y cómo pasó a ser papá y mamá de sus hijos.

Marcos es sociólogo y coach ontológico, lo cual, sin duda, lo ayudó mucho a sobrellevar la enfermedad de su señora, contenerla y contener a sus hijos. Prepararlos para cualquier escenario: la vida o la muerte. Porque nunca les ocultaron nada. Desde el primero diagnósticos, Pía y Marcos hablaron abiertamente con ellos. Siempre. Hasta el final. Lucharon juntos buscando la sanación que no llegó. Jamás bajaron los brazos. La última semana de vida de Pía, habló ella con cada integrante de su familia y, por supuesto, con su marido, sin dejar detalle alguno. Porque la vida continuaba y ella quería que siguieran felices y unidos. Una historia fuerte y admirable.

¿Sientes que ahora eres papá y mamá a la vez?

Lo intento. Trato de conectarme con lo más tierno de mi ser para poder entregarles un poco más a mis hijos. Sé que no puedo ser los dos pero trato de ser un papá con más energía de mamá.

¿Crees que el rol de madre es irremplazable?

La mamá de mis hijos es irreemplazable, no hay manera de sustituir esa pérdida. El rol de mamá no lo sé, depende de lo que lleve ese rol asociado, imagino que varía entre madre y madre y entre las distintas miradas que podemos tener de lo que una madre hace o debe hacer. Hay partes de ese rol, como lo veo yo, que asumo, sobretodo en lo afectivo.

¿Te sientes un súper papá?

No me siento súper papá. Soy un papá que trata de hacer lo mejor que puede para que sus hijos tengan la mayor cantidad de posibilidades en la vida para ser felices, es decir que puedan estar en paz con quienes son y con lo que quieren.

¿Cómo es el día a día de ustedes tres?

Suena el despertador a las 6:15, los levanto y mientras se duchan y visten yo preparo desayunos y almuerzos. Los llevo al colegio y sigo con mis actividades diarias que siempre son  variadas.   Como soy independiente procuro dejarme el tiempo para irlos a buscar al colegio. Los llevo a casa, estudian, idealmente solos, preparo comida, comemos juntos, conversamos, peleamos, nos reímos. Ven su tiempo de tele y luego se acuestan, leen y a dormir.

¿Que hacen para divertirse?

Vemos películas, trato de que andemos en bicicleta, paseamos y conversamos, a veces jugamos.

¿Tienen una buena red de apoyo?

Si, tenemos una muy buena red de apoyo, conformada por familia, amigos y personas que nos han demostrado un cariño incondicional.

¿Es este tu rol más importante de tu vida?

No sé, creo que el rol de ser humano es el más importante, ahí cabe todo lo que uno es como persona.

¿Te gusta ser papá?

Si, me divierte, estoy en la fase formativa donde aprendo un montón de ellos y trato de aportarles algo de lo que he vivido a ellos.

¿Qué es lo que más te estresa de la paternidad?

La incapacidad de comunicar algunos conceptos en momentos determinados.

¿Duermen todos juntos o cada uno en su cama?

Tenemos un sistema de turnos, como son dos, se alternan un día uno, otro día el otro y al tercer día duermo solo, y se recomienza.

¿Qué harán para el día del papá?

No tenemos planes, nunca hemos hecho nada en particular.

¿Tendrías una pareja nueva?

Probablemente tendré una pareja nueva, fue la misión que me dejó Pía. Creo que es la mejor manera de mostrarles a mis hijos que es posible seguir adelante aunque la vida te golpee con lo peor que tiene.

¿Qué legado quieres dejarles a tus hijos?

Que sepan vivir en función de la felicidad propia y de sus cercanos, que lo importante es lo que ellos definan y que disfruten de la vida.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.