Javiera Roco, luchadora olímpica nos cuenta cómo ser mamá y deportista de alto rendimiento al mismo tiempo

      Javiera Roco tiene 26 años y es mamá. Javiera es deportista de alto rendimiento y divide su tiempo entre los entrenamientos y la maternidad. ¿Se pueden hacer ambas cosas? Ésta es su historia.
Noel tiene 7 meses. Su mamá, Javiera, es chilena y seleccionada de lucha olímpica en categoría 57 kilos. Compite a nivel nacional e internacional y es la primera mujer en obtener el beneficio de la becac PRODDAR a nivel de lucha en Chile. Entrena de lunes a viernes, cuando puede, doble sesión. Javiera lleva diez años en pareja y casi dos años de mamá. El pequeño Noel a veces la acompaña al gimnasio para ver lo que su mamá hace.
 “Con mi bebe nos adaptamos entre si, yo a sus necesidades y el a mi rutina, nos ha costado un poco, ya que Noel es muy inquieto y activo, entonces he tenido que hacer un cambio completo, mis descansos son distintos. Mi marido es un padre muy presente y me ha impulsado siempre a cumplir mis sueños y no dejarlos. Mi suegra me ayuda con el cuidado de mi hijo, lo cual agradezco mucho”.
¿Te has visto discriminada?
Si, ultimamente he tenido problemas, ya que la seleccion adulta entrena en el recinto CAR, y en este no puedo ingresar con mi bebé, sólo a una zona de descanso, pero no puede estar donde yo entreno, y yo todavía lo amamanto, entonces entreno en otro lugar el CEO, donde no tengo ese problema, pero la asistencia “no corre” ahi, aunque ahora la federacion ya está al tanto.
También siento que desde que soy mamá,  no se me ve de la misma forma. Yo tengo un nivel técnico,  con el que  se me caracterizaba,  ahora  ven como un logro el que realice  las mismas cosas que hacía antes de ser mamá, pero para mi es lo mismo. (sólo tengo que trabajar un tema con el peso).
¿Sientes q los hombres tienen más facilidades?
Siempre los tendrán.
Creo que esto es algo nuevo para el sistema, antes no era tan común ver mamás deportistas, y la mayoria de las mujeres deportistas se relacionan con deportistas. Y la mayor parte del tiempo el hombre no se ve tan afectado con la maternidad.
¿Quién te ayuda a cuidar a tu bebé mientras entrenas?
Mi suegra va todos los dias a las 17:00 despues de su trabajo a casa y está con Noel, mientras yo entreno, si ella no puede, mi esposo, lo ve, pero él también es un deportista activo. Así es que quedamos más o menos igual.
¿Tienes buena red de ayuda?
Creo que si, y de cierta  forma yo no la utilizo, siempre he sido más independiente  y trato de hacer mis cosas sola. Entonces dejo eso de pedir ayuda.
¿Cómo vives la maternidad?
Trato de disfrutarla al máximo, aunque debo reconocer que llegó en mi mejor momento deportivo, fue algo no planeado, pero los problemas por los entrenamientos y la exigencia, hace a veces que sea dificil disfrutar plenamente.
¿Se pueden conciliar los roles de mamá, profesional y pareja?
En mi caso ambos somos deportistas, practicamos el mismo deporte, por una parte nos entendemos, el cancancio, las frustraciones deportivas, las alegrias por los resultados.
Pero mantener la balanza siempre equilibrada es complicado a veces, no tenemos el mismo ritmo de antes,  hay un pequeño que está ahí, dependiendo  de nosotros, y hay que bajar las revoluciones.
¿Cómo ha sido tu experiencia de mamá?
Siento que ha sido de todo un poco, ser madre me cambió, mis prioridades no son las mismas, pero a la vez, pensar en no dejar mis sueños o metas, por ser sólo madre, creo que es demasiada carga para mi hijo. Tengo el pensamiento “un dia a la vez”.
¿Serías mamá otra vez?
Me gustaria ser madre, pero en otra etapa, sin estar ligada al deporte 100%, tener un embarazo sin pensar en volver a entrenar, en competir. Un poco más relajado.
Volver al deporte desde que supe que estaba embarazada siempre fue mi objetivo, nunca pensé en retirarme, pero claro, yo tenía otro pensamiento,  una maternidad más “facil”, de mi ignorancia sobre el tema, lo que escuchaba,  lo que se ve. Una vez con mi bebé,  me di cuenta que no era tan asi,  habían días que no me quería levantar del cansancio  y también a mi esposo le costó entenderlo, ya a los cuatro o cinco meses de Noel, volví  bien, más entera física y mentalmente, con objetivos claros y reales, y que era lo que como mujer debía hacer por mi, por mi hijo y mi familia.
Mi esposo es también quien me formó como Luchadora, el me enseñó todo, mis resultados son también de él, entonces él también conoce mis capacidades, y me a apoyado 100% para volver.
*CAR Centro de Alto Rendimiento
CEO Centro de Entrenamiento  Olimpico

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.