Fui mamá y mis amigas se desaparecieron

Tengo 21 años y un hijo de un año y medio. Soy la primera de mis amigas en ser mamá. O mejor dicho mis ex amigas, porque desde que nació mi hijo que no supe más de ellas. Es como si se las hubiera tragado la tierra. Yo no sé si piensan que la maternidad es contagiosa o qué, pero desde que fui mamá que no las vi más y eso me duele.

Las extraño. Echo de menos hablar con ellas cualquier tontera, salir a tomarnos un helado, ir a dar una vuelta al mall. Me siento tan sola en esta nueva etapa de mi vida. El papá de mi hijo no vive conmigo. Lo veo sólo los fines de semana. Yo vivo con mi mamá y mi hermana menor. Siempre estoy sola en la casa y creo que estoy cayendo en depresión. Necesito hablar con gente de mi edad, salir un rato aunque sea a la esquina. En un comienzo las busqué, las llamé, las invité. Vinieron una vez a conocer al Matías y se fueron al poco rato. Me miraron raro, como con miedo. Como si yo ya no fuera la misma de siempre. Y bueno, no soy la de antes, soy mamá pero también quiero ser amiga, mujer. Siento que ya no encajo en la vida de ellas y por eso me dejaron de hablar, llamar. Invitar.

Lo que no saben es que yo también puedo ser amiga aunque sea mamá. No voy a hablar de pañales y leche y crianza. De hecho no quiero hablar de maternidad durante un rato, necesito volver a ser yo, reirme, salir, lesear con mis amigas. Así como lo hacíamos antes.

Quiero retomar mis estudios el otro año. Espero que las cosas funcionen. Espero conocer gente nueva, amigas nuevas que quieran estar conmigo, aunque sea mamá. ¿Será posible?

María Inés S.

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.