Congelar óvulos, una alternativa disponible para preservar la fertilidad


El reloj biológico avanza y recuerda a las mujeres que algún día, más temprano que tarde, dejarán de ser fértiles y ya no tendrán ni siquiera la posibilidad de pensar en ser madres. Sin embargo, existe una manera de conservar esta posibilidad y es congelando sus óvulos (criopreservar es el término científico), proceso que les permite detener la edad de esta célula y conservarla joven y apta para generar vida.

Biológicamente, la mujer está programada para tener guagua durante un periodo limitado de años, tramo que va desde los 11 (edad en que se produce la primera menstruación) hasta los 40 años, periodo definido como activamente fértil.

También es una tendencia que la maternidad cada vez está siendo más tardía, debido a los requerimientos de la vida moderna, que de alguna forma hacen que se postergue. Búsqueda de una pareja estable, consolidación desde el punto de vista profesional o económico, son realidades que de alguna manera atraviesan a toda la sociedad.

“Si bien, hoy en día todos conocemos a mujeres que tienen un embarazo después de los 40 o incluso 45 años, la mayoría son pacientes que ya han tenido hijos. Sabemos que existen muchas otras mujeres que trataron de embarazarse a esa edad y no pudieron. Es un hecho que la frecuencia de infertilidad aumenta después de los 40 años” explica el doctor Oscar Espinosa, jefe de la unidad de Medicina Reproductiva de la Clínica de la Mujer de Viña, entidad especializada en tratamientos de fertilización asistida.

Bajo este contexto, congelar óvulos es una alternativa real y segura de poder acceder a un tratamiento de fertilización asistida que tenga mayores posibilidades de éxito y finalmente resulte en un embarazo. “Al utilizar óvulos jóvenes, la chance de buenos resultados en la FIV (Fecundación In Vitro) es mayor a un 40%”.

Los expertos predicen que en el futuro cercano muchas mujeres criopreservarán sus óvulos alrededor de los 30 años para programar sus embarazos incluso después de los 40 años.

La edad ideal para hacer este procedimiento –según los especialistas- es hasta los 35 años, ya que después de este periodo, la calidad de los óvulos decae y lograr un buen desarrollo del embarazo es difícil.

Es importante hacer conciencia en la mujer que si bien tener 35 años es ser muy joven en la curva de las expectativas de vida actuales, este tiempo es crucial en el desafío de ser madre.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest