Cómo lograr que su hijo sea un cabro de mierda en 5 simples pasos

1. Dígale a todo que si. Complázcalo en todo lo que se le ocurra y quiera. Corra a darle el gusto en cada pataleta que arme. Para que sepa que con pataleta, todo se consigue.
2. Nunca lo corrija. Celébrele y ríase cuando le dice tonta a la hermana, cuando le pega a los primos, cuando saca el pene en cualquier parte y mea al hermano.
Cuando le dice weón al amigo, ríase. Celébrele el garabato. Porque suena tan tierno, ¿no?
Consiéntalo y trátelo siempre como a una guagua.
3. Si la llaman del colegio para decirle que su hijo agredió a un compañero, corra a decirle a la profesora que su hijo es bueno, casi santo y que la culpa es de ella y del colegio. No de él. Porque él es un simple niño. Inocente. Cámbielo de colegio si es necesario.
No lo regañe, no lo castigue. Dígale que él no tiene la culpa de nada.
4. Hágale creer a su hijo que él es el que manda en casa. Que él decide lo que come y lo que no come, adónde van de paseo y a qué hora se duerme en la noche. Incluso conozco niños que deciden si van al colegio o se quedan en casa.
5. No le dé ninguna responsabilidad ni obligación. Si no quiere hacer la tarea, que no la haga. Si no quiere ir a visitar a la abuela, que no vaya. Permítalo que sea como quiere ser, cómprele todo lo que pida. Permítale que le grite, que le pegue y que le diga que usted está loca, fea y vieja. (Yo eso lo he escuchado. No lo inventé).
No lo regañe. Pobrecito. Además tal vez tiene razón. Ellos saben.

Constanza Diaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest