Y llegan los hijos

 

Llegan los hijos. La mujer no duerme. No se ducha. Hacer caca post parto es un martirio. Se come la comida fría. Si es que come. Tiene las pechugas por el suelo, y la guata le cuelga como delantal. La mujer no se desprende de su piyama especialmente si es invierno. ¿Para qué? Si de todos modos no va a ir a ningún lado.
La guagua llora y hace caca y toma teta y duerme y llora y se hace caca otra vez y quiere más pecho y así sucesivamente por días y días que se hacen eternos. Y muy lentos.
A mí me pasó que eran las once de la mañana de un día domingo y ya no sabía qué más hacer. Cómo cresta entretener a esa guagua. ¿Cómo llenar el día?
Si es verano sales en cochecito a pasear para no volverte loca y das 500 vueltas a la manzana hasta que la guagua se duerme y vuelves a casa y dices: me voy a tomar una siesta porque no doy más y pones un pie en la casa y el niño despierta. Y comienza todo de nuevo: llora, mama, hace caca, duerme. Sacas chanchitos (nunca aprendí a sacar chanchitos, habría que hacer un diplomado en chanchitos).
Y circulas por la vida con el piyama, en modo zombie. Las pechugas que te revientan de dolor, de leche. Y la guagua llora, hace caca, vomita, duerme y chupa pecho.
¿Y el padre?
Si es habido, bien gracias, en la pega. Jugando a la pelota los miércoles por la noche en la liga, saliendo al happy hour. Cagándose de la risa con sus compañeros de trabajo. Saliendo al mundo real.
¿Y tú?
Con la guata que te cuelga, intoxicada de sueño. Y la guagua que llora, que sufre de cólicos, que hace caca verde (sí hacen caca verde), sacando chanchitos, tomándote un té frío y preguntándote cómo fue que entraste a esta dimensión desconocida.
¿Y el hombre? Bien gracias, feliz.

Constanza Diaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest