Virus Sincicial: en su máximo apogeo

Invierno, temporada de resfrios. Practicamente el cien por ciento de los niños menores de dos años son afectados por el Virus Respiratorio Sincicial. No existe vacuna para prevenirlo por lo que la mejor forma para evitarlo es mantener a los menores alejados de las personas enfermas ya que el contagio se produce a través del contacto físico o cuando tose o estornuda y esas partículas quedan flotando en el aire. También se recomienda  lavarse siempre las manos.  Esto último es algo que a veces cuesta con los pequeños pero como adultos debemos preocuparnos de mantener sus manos limpias sobre todo cuando llegan a la casa después de jugar en la plaza o lugares públicos.

Por otro lado debemos ser muy cuidadosas con el tipo de calefacción que usemos en casa ya que hay algunas  aumentan los sintomas  (tos, congestión nasal, fiebre baja, sibilancia)  éstas son las estufas a leña o las estufas a parafina. Por otro lado, el fumar cerca de los niños, también es considerado un factor de riesgo.

Los síntomas aparecen dentro de los cuatro a los seis días luego de haber adquirido el virus. Debemos tener especial cuidado con los menores de un año pues es la población más vulnerable por este virus. Cada año aproximadamente 5 mil niños deben ser hospitalizados a causa del VSR  en Chile debido a su gravedad que ocasiona una obstrucción respiratoria severa que requiere cuidados clínicos, especialmente en niños menores de seis meses de edad. Por eso es muy importante mantener a los bebés alejados de lugares cerrados tales como centros comerciales y supermercados.

A considerar:

Ventila siempre tu casa.

No expongas a tu bebé al contacto con gente enferma.

El fumar aunque sea lejos de los niños de todas formas no se recomienda porque el humo del cigarro se impregna en la ropa y es lo mimo que fumar cerca de ellos.

Estimula la lactancia materna sobre todo en invierno para proteger el sistema inmunológico  de tu bebé ya que tienen menor riesgo de adquirir el VRS.

Los niños prematuros tienen más riesgo de padecer una infección respiratoria.

¿Cuándo acudir a urgencia?

Cuando el bebé se ahoga al respirar.

Cuando el bebé se ahoga al toser.

Cuando no quiere alimentarse.

Cuando le cuesta respirar y respira rápido.

Cuando se le hunden las costillas a respirar.

Color violáceo en los labios.

El tratamiento consiste básicamente en mantener al paciente bien hidratado y en reposo. Para la secreción nasal hacer lavados y seguir las instrucciones del médico tratante. Muchas vece se aplica PUF y parecetamol para bajar la fiebre si es sobre los 38 grados Celsius.

Como última recomendación, lleva a tu hijo a urgencia sólo si es estrictamente necesario.

Con la colaboración de la doctora Gabriel Saavedra

Constanza Díaz

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest