Una madre no puede enfermar

Por Constanza Díaz

Hay momentos muy difíciles en la maternidad y uno de esos es cuando la madre se enferma. ¿Cómo sobrevivi a una enfermedad con niños pequeños en casa? La pregunta del millón. Peor aún es cuando la mujer cria sola y no tiene red de ayuda disponible para guardar reposo, descansar y recuperarse. No hay marido presente, no hay abuelos, no hay tíos. No hay nadie.

Pobre mujer. Sentirse mal es terrible y sentirse mal con pequeñas criaturas circulando alredeor de una y teniendo que cuidarlas y atender sus necesidades es, por decirlo de alguna manera, inhumano. Pero, ¿quién más lo hace si no es la madre? Pues, nadie. Por eso es que la mujer enferma y sintiéndose pésimo debe levantar suadolorida humanidad de la cama y limpiar potos, cocinar, dar comida, poner piyama, lavar dientes, calmar pataletas, llevar niños al colegio y en resumen, cuidarlos. Y cuidarlos bien. Es tremendo.

Imaginen una madre con una gastroenteritis aguda. Vómitos cada cinco minutos. Diarrea. Mareos. Débil. Se para de la cama y siente que se va a desmayar. Esa mujer que siente que se muere, debe atender a sus hijos. Porque no hay nadie más que lo haga y ellos no pueden hacerlo. No pueden hacerse un plato de comida porque apenas saben caminar, no pueden cambiarse el pañal solos y calentarse la leche. No pueden cambiarse de ropa ni buscar un vaso de agua por su cuenta. Su autonomía es igual a cero y dependen al cien por ciento de un adulto.

La mamá a duras penas pone los pies sobre el suelo y va a dejar a los niños al colegio, de esa forma sabe que tendrá algunas horas para descansar tranquila. A duras penas llega al establecimiento educacional, aguantándose las ganas de vomitar. Mareada a más no poder.

Hay enfermedades que, simplemente, no permiten que la mamá cuide a sus hijos y debe delegar sus obligaciones en un tercero. Un familiar. Alguien de confianza.  Hay veces en que la madre enferma termina hospitalizada por días. Y al hospital no puede llevar a los niños. Bien se sabe. ¿Qué pasa con ellos? Deben aprender de un sopetón a estar con otro adulto que no sea mamá. Aprenden, a la fuerza, aprenden. Dicen que la necesidad tiene cara de hereje y ese niño que era totalmente mamón y no quería despegarse de su mamá o de su teta ni por tres minutos, aprende a tomar leche en mamadera y a ser cuidado por otra persona. La angustia de la mamá es enorme, piensa que su niño no va a sobrevivir sin ella, pero todos sobreviven.

Cuando una mamá se enferma es importante que busque contención y ayuda durante el tiempo que se sienta mal. Llamar a algún familiar o amiga. Contratar una niñera si el presupuesto alcanza. Exigirle al padre de los niños que asume el cuidado de ellos mientras ella se esté recuperando. Yo me he enfermado siendo mamá de dos pequeños pre escolares y, créanme, no se lo deseo a nadie. Lo único que he querido es estar en cama en silencio. Pero no he podido. He tenido que arrastarme para hacerles las cosas a mis niños y ahí es cuando recurro sin ningún sentimiento de culpa a toda la tecnología que tengo a mi alcance: televisión, tablet, teléfono. Lo que sea con tal de mantener a mis niños entretenidos sin que estén saltando sobre mi cama pidiéndome cosas.

Mientras escribo estas líneas me siento mal. Mis niños se pusieron a jugar ENCIMA MIO. ¿Se han dado cuenta? A pesar de tener espacios grandes o estar en un campo gigante SIEMPRE los niños están encima de mamá.  Eso es lo que me ocurre hoy. Me siento mal y mis niños juegan a un milímetro de distancia mía y no paran de hablarme. Quiero dormir, me duele el estómago. No me siento nada pero nada de bien. Por ende, dejo que, hoy, mis niños hagan lo que quieran. Sacaron mis pinturas, están jugando con ellas. Sacaron el shampoo de la tina y armaron una mini ciudad con todo lo que está en el baño.  Me da igual. Yo sólo quiero descansar. Quiero que llegue la hora de dormir y se duerman.

Una mamá no se puede enfermar.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest