Tips para una lactancia materna exitosa

La leche materna es el mejor alimento que puede recibir tu bebé además que ayuda a prevenir el cáncer de mama en la mujer.

Durante el embarazo nos preparamos para este mágico momento de poder alimentar a nuestros hijos con nuestra propia leche.  Leemos y nos informamos para tener una lactancia exitosa, sin embargo, la realidad que experimentamos a veces es diferente a la que imaginamos, y la lactancia materna no siempre resulta como hubiéramos querido.

Si no quieres incluir la leche de fórmula en la dieta de tu hijo o si quieres brindarle una alimentación complementaria (fórmula y leche materna), acá unos tips para aumentar tu producción de leche para tu hijo.

  • Mientras más succión, más producción. Por ende, mientras más tu hijo esté al pecho, más leche vas a producir. Es una ecuación simple que requiere de tiempo, paciencia y dedicación por parte de la madre si su objetivo es alimentar a su hijo exclusivamente de leche materna. Este punto es el más importante: mientras más da de lactar la mujer más leche tendrá.
  • Consume QUINOA. Este maravilloso cereal de origen mexicano, abundante en proteína, se relaciona con una mejor calidad de leche materna y un gran aporte nutricional para la madre que da de lactar.

Una buena receta es hervir la quinoa y tomarte el agua de ella. Además de, por supuesto, incluirla en tu alimentación diaria y en preparaciones como ensaladas y guisos.

  • Malta con huevo: este secreto es archi conocido. ¿Quién no lo ha escuchado? La malta es rica en vitamina B (que también ayuda a la caída del pelo que algunas mujeres experimentan después del parto) y el huevo es rico en proteínas, minerales y vitaminas lo cual en su conjunto ayuda a la calidad de la leche materna.
  • Toma agua. Algunos especialistas recomiendan tomar unos diez o más vasos de agua al día. Otros dicen que tomes agua cada vez que tengas sed sin sobre exigirte.
  • No te estreses. TU cuerpo es sabio. Es difícil no ponerse nerviosa cuando el bebé llora y no sabes cómo ayudarlo. Recuerda que tu cerebro recibe las señales que le mandas por lo que intenta mantener la calma para así tener una lactancia materna exitosa. Y recuerda, en caso de que no sea como la hayas planeado, eso no te convierte en una mala madre ni nada semejante. El amor a tus hijos es lo más importante.
  • Ingiere semillas de linaza, girasol, sésamos. Avena y frutos secos tales como nueces. Evita colorantes, productos químicos y procesados, bebidas gaseosas, café y té.

www.perfectamenteimperfectas.cl

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest