Testimonio: “Cómo una clase de yoga se llevó todo mi estrés y angustia acumulada por años”

7 años atrás, antes de ser mamá, había practicado yoga una temporada y había sigo una gran experiencia términos de salud mental y física. Estos últimos años, sin embargo,  he vivido muchas cosas y muy deprisa sin hacer ninguna actividad física de ningún tipo y olvidándome por completo de lo bien que me sentia cuando era mas activa. Tengo ansiedad y sufro de migrañas tan fuertes. A veces,  las pastillas que me tengo que tomar me dejan mal.
Hoy mi día no comenzó bien y una compañera me dijo:

– ¡Ya esta! Entras conmigo a la clase de yoga. (¿Sera que tanto se me notaba que lo necesitaba?)

Yo: – “Pero” no venía a esto… “pero” si me llaman de algo importante… “pero” no llevo ropa… siempre los PERO y pensando en los demás, no vaya a ser que alguien me necesite y yo no esté.

Mi smiga me prestó ropa y pasé tímida a la sala de yoga.

Por primera vez, en muchos años, he parado. He respirado. Y cuando terminó la clase y me quedé sola no podía parar de llorar.

No sé por qué… o si sé… Por sentir PAZ. Muchas veces siento que no me llega el aire, que no termino de respirar y eso me agobia y me asusta pero hoy lo he conseguido. He respirado. Y aparte de todo, he sentido cómo se me han relajado todos los músculos faciales. ¡Impresionante!

Impresionante lo tensa que estaba y yo ni me había dado cuenta. El mundo no se acaba si nos tomamos un respiro y yo creo que hasta nos vemos más bonitas cuando nos sentimos bien. ¡Hoy me siento bien! :

Nunca  es tarde para empezar a pensar en una misma. Tengo 30 años y existe una Andrea de antes y una Andrea después de convertirme en mamá de una princesita rebelde que desde siempre supe que se iba a llamar Maria aunque no la esperaba tan pronto vino por sorpresa en mis 25. Por mucho tiempo dejé de ser mujer, hija, hermana, amiga,  sólo era una mamá.  Gran error. No todo es rosa. Ni el embarazo ni lo que viene después y ADORO a mi hija pero siempre me pesa una culpa sea cual sea la decisión que tome. Soy esteticista. Esteticista por vocacion amo mi trabajo pero soy autónoma y no es fácil. Hoy mi vida cambió para mejor y no dejaré el yoga nunca más.

Andrea

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.