Sobre el uso y abuso del término respetuoso en crianza

Soy mamá de dos niños de 7 y 5 años. Nunca escuché hablar antes de crianza respetuosa y me alegro porque es demasiado la información  que me abruma. Cuando nos convertimos en mamás aprendemos sobre la marcha en conjunto con nuestros hijos. Me he  equivocado, corrijo mis errores, he llorado, me canso  y a veces he colapsado, sin embargo, nunca he dejado de atender sus llantos, secar sus lágrimas, abrazarlos cuando lo necesitan. Cuando queremos abrazarnos y comernos a besos. Acurrucarnos en las noches de invierno, ver una película, hacer palomitas de maíz. Reírnos de todo y de nada. Cantar en el auto. Consolarlos cuando tienen pena y defenderlos como una verdadera leona cuando han sido vulnerados. He criado con amor incondicional, he seguido mis instintos. Prefiero dormir sola porque mi hijo mayor se mueve como trompo cuando duerme y aún así me encanta dormir con ellos hasta que mi espalda me dice: No más.

Soy una mamá consentidora y sin embargo he castigado si la situación así lo ameritaba y he puesto limítes aunque debo reconocer que me cuesta. Cuando sufren ellos yo sufro mucho más. Quiero que sean niños valientes, felices y sanos. Quiero que sepan funcionar sin mí porque yo no soy eterna. Quiero darles herramientas para que aprender a pararse solos y para que aprendan a solucionar sus problemas din anfudtiarsw y sin tener que recurrir siempre a mamá. La vida es dura. La vida es irrespetuosa muchas veces y no perdona. No vivimos en una burbuja, si bien cada niño tiene su tiempo como mamás tenemos que ayudar para que los cumplan dentro de los parámetros de la normalidad y no esperar sentadas que deje los pañales o la mamadera. Somos nosotras sus guías y maestras. Leo, veo y escucho con majadería el término “respetuoso” para cosas de crianza y maternidad. Me molesta que califiquemos nuestra maternidad. ¿Acaso no criamos todas con respeto y cariño? ¿Acaso no estamos todas en contra del maltrato infantil? Manejo de cólico “respetuoso” vi hace poco en una publicación. Quitar los pañales de manera “respetuosa”. Destetar “respetuosamente”. Estoy mareada y aburrida del uso y abuso de la palabra respetuosa. No existe un solo camino para criar. El camino “respetuoso”. Existen muchos. El jardín infantil exige que el niño controle esfínter al entrar. La pobre madre desesperada no sabe qué hacer. ¿Es acaso el jardín infantil irrespetuoso? Mi hijo mayor estuvo la mitad del año llorando en playgroup y a mí se me partía el alma. Tenía dos opciones: O lo sacaba del colegio y quedábamos sin matrícula o seguíamos intentando. Seguimos. Mi hijo tenía 4 años y lloró mucho. Angustiado iba al colegio y más angustiada quedaba yo. ¿Acaso fui irrespetuosa? ¿Acaso el colegio fue irrespetuoso? Hoy tiene 7 años y ya no llora. Lo superó. La vida muchas veces no es como queremos que sea. Debemos ser fuertes y saber enfrentarla. La pérdida de un ser querido es lo más irrespetuoso que he visto. De un sopetón te quitan a la persona que tú amas. ¿Es eso respetuoso? ¿Es la vida siempre respetuosa con uno? No. No lo es. Y para eso preparo a mis niños. Para que sean fuertes y resilientes. Para que sepan pararse solos si se caen. ¿Soy una madre irrespetuosa? No lo sé y me da igual. Lo que sé es que amo a mis hijos más que a mí misma y quiero que sean felices, autónomos y sepan defenderse ante cualquier eventualidad. Me tiene aburrida el término respetuoso para todo. Mis dos niños tuvieron cólicos y ahí los paseábamos hasta que se calmaban. Como toda mamá lo hace. De manera maternal. Conteniendo. Calmando. Calmándolos. Cantándoles. Masajeando su guatita. A veces, abusamos de las palabras pensando que es lo mejor, sin embargo, nos equivocamos. En materia de crianza, creo que todas queremos lo mejor para nuestros hijos y debemos de empezar a unirnos en vez de categorizarnos en grupos.

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest