Según la ciencia, enseñar a tus hijos a decir garabatos les hace bien

Toda madre hace lo posible por no decir garabatos frente a sus niños. Nos mordemos la lengua con tal de que no escuchen esa mala palabra que a veces se nos escapa de la boca. Porque no queremos que nuestros críos nos escuchen y nos imiten. Pues bien, les tengo una noticia: Según la doctora Emma Byrne, autora del libro “Decir garabatos te hace bien. El increíble mundo de las malas palabras”, el enseñarle a los niños a decir garabatos está relacionado con una mejor comprensión del lenguaje, mayor manejo de él, credibilidad y honestidad. Además el un mejor manejo de la rabia.

La doctora Byrne también señala que el decir garabatos ayudaría a los niños a manejar la ansiedad y a tener una mayor tolerancia al dolor.

Los estudios demuestran que decir un garabato cuando experimentas un dolor, reduce en un 50% su sensación. Es decir, es menos el dolor cuando lanzas un ¡CSM!

Claramente, cómo padres no queremos que nuestros hijos hablen a punta de garabatos todo el día lo cual sería desastroso y vergonzoso, sin embargo, sabemos que bien usada la grosería, traeria sus beneficios. De acuerdo a la ciencia.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.