¿Relactar?Sí, es posible

GPor Patricia Guzmán

Muchas mamás llegan al parto sin estar informadas sobre la lactancia y aquí comienza el calvario. Han pasado nueve meses de embarazo  y por fin estás con tu bebé en brazos, ya conoces finalmente su carita, lo hueles, lo sientes  y un sin fin de sentimientos se apoderan de tu mente.  Ahora estas frente a esa responsabilidad de alimentar a tu hijo, lo has imaginado cientos de veces,  soñaste amamantándolo despierta y dormida y por fin vas a practicarlo. Lo pones por primera vez al pecho, tal vez por el cansancio o la cesárea tardas en amamantarlo y ya alguien le ofreció un biberón sin que lo supieras.   Pasan los días y las cosas no están saliendo bien, te preguntas ¿Qué sucede?, ¿Mi hijo no se está alimentando?, nada fue como lo imaginaste. Aunque para muchas mamás  resulta natural y fácil a otro grupo de mujeres se les dificulta tanto que  tiran la toalla el primer día.

Si eres de esas mamitas que no lo intento o la presión social te llevo rápidamente al biberón,  pero luego de unas semanas,  ya solita con tu bebe, se te despiertan  las ganas, el deseo y  la voluntad de hacerlo, pero que crees que es imposible, déjenme contarles que  si es posible.

Relactar es retomar la lactancia perdida  y recuperar  la producción de leche materna  después de que ésta haya disminuido total o parcialmente.  También esto puede ocurrir en mamitas que nunca han tenido un embarazo y con la adopción de un hijo surja el interés de amamantarlo, eso también es posible.

Pasos para Relactar:

  • El primer y más grande paso es querer y estar dispuesta con todas las ganas de pegarte nuevamente al pecho a tu hijo.
  • Es conveniente que saques del baúl el saca-leche eléctrico y comiences a estimular el pecho nuevamente, colocándolo pocos minutos varias veces al dia. Tal vez los primeros días no salga leche, no te desanimes puede tardar de  5 a 7 días lograr sacar la cantidad de leche que hoy toma tu bebe, todo es estimulación. Es conveniente terminar la extracción manual, pues por alguna razón la bajada de leche es más rápida.
  • No olvidar la regla de oro que repito en cada artículo. Una correcta posición del bebe al pecho es la clave para una lactancia exitosa, una mala postura puede acabar con la lactancia de una madre con la mejor producción de leche materna. No olvides cuidar postura, posición y vigilar que el agarre sea efectivo y la succión correcta.
  • Debes tener claro la cantidad de leche que pide tu bebe en 24 horas para que de esta forma tengas presente la cantidad de leche que debes estar sacando. Si sacas buena cantidad de leche, no es conveniente eliminar de un día para el otro el biberón, esto causará angustia tanto para el bebe como para la madre.
  • La técnica de “Gotear y chorrear” es maravillosa, consta de gotear con el mismo biberón tu pecho. El bebe sentirá la leche y comenzará a succionar creyendo que el la saca. Ese contacto piel con piel le manda información a tu cuerpo de producir más rápido
  • Al paso de los días irás extrayendo más leche y será necesario aumentar los minutos de extracción cuando la leche va aumentando.
  • En el caso que el bebe no acepte mamar, deberás acudir a un grupo de apoyo de lactancia ya sea la liga de la leche o con tu pediatra pro-lactancia,  un motivo es que tu bebe tenga problema de paladar o un frenillo muy corto.
  • Ofrecer  el pecho cada dos horas de día, cada tres de noche o cada vez que el bebé muestre interés.
  • Cuando hayamos logrado extraer leche aunque sea un poquito, ofreceremos leche al niño con vasito, cuchara o jeringa, nunca con biberón.
  • Usar suplementadores de lactancia es fenomenal, puesto que están diseñados para proporcionar al lactante un flujo continuo de alimento. A la vez el bebe mama, estimula el pecho y el pezón. Considera hacerte uno artesanalmente con un recipiente colgado al cuello con sondas quirúrgicas.
  • Tambien existe el método Kassing es una manera de dar el biberón con una tetina que imita la lactancia materna pues el esfuerzo, estimulación y enganche es parecido al amamantar, así el biberón no interfiere con la lactancia mixta y es más fácil relactar.
  • Cuando logres producir la leche necesaria deberás ir disminuyendo el suplemento de 50cc en 50cc, controlando la ganancia de peso del niño, debes hacerlo con toda responsabilidad. Tu hijo debe ir ganando 30g al día las 6 primeras semanas y debe mojar  de 5 a 6 pañales al día,  así te aseguras que está obteniendo suficiente leche.  Esto significa que el bebe debe orinar 5 a 6 veces al dia… si una mamá cambia el pañal sólo cuando  esté  lleno, esto podría significar 3 orines,  por ello es conveniente las primeras semanas cambiar seguido el pañal para ver la cantidad de veces que lo moja.
  • Si lo anterior no se cumple, no debes reducir el alimento artificial, sino al contrario aumentarlo por unos días sin dejar de ofrecer siempre primero el pecho.
  • Si lo anterior se cumple y el bebe aumenta de peso y moja correctamente el pañal, es necesario ir reduciendo unos 10 cc en cada toma dentro de las 24 horas siguientes hasta en unos días suprimirlas por completo.
  • Otro buen consejo es amamantar las primeras horas del día con pecho y por la noche cuando los pechos se notan vacíos ofrecer el suplemento.
  • En muchos casos la lactancia será mixta, puesto que los suplementos siguen siendo necesarios hasta que el inicio de la alimentación complementaria.

Ahora bien, si las semanas pasan y aunque has puesto  todo tu esfuerzo, las cosas no salen como lo planeaste y debes nuevamente abandonar la lactancia, no pasa nada, lo intentaste  y eso es lo más valioso que has hecho por tu bebe.  Aunque no puedo discutir ni poner en duda  que la leche materna es lo mejor que le podemos dar a nuestro hijo, tampoco podemos decir que la leche artificial es lo peor al contrario también tiene sus ventajas, por ejemplo  la madre dispone de libertad de tiempo y movimiento, sobre todo si debe salir a trabajar y la mejor ventaja que sin duda es maravillosa y no la tiene la lactancia materna,  es que permite  compartir la crianza del pequeño con el padre y este puede tener un contacto más íntimo con su hijo.

Así que si procuraste dar lo mejor a tu hijo y aunque lactaste y se acabó , lo intentaste otra vez  y las cosas no salieron como deberían, no te queda de otra que  solucionar el problema y pasar al plan B, sin culpas , ni traumas y sin sentirnos malas madres, lo hemos intentado y no ha podido ser.  Como siempre digo lo importante es dar un biberón con amor que pecho con desamor o dolor.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest