Querida mamá, es normal tener días que quisieras borrar

Soñamos con ser madres y la maternidad era perfecta en nuestra imaginación. Pero nos equivocamos. Idealizamos el ser madres. Tal vez lo hicimos desde que éramos niñas y aprendimos a jugar con muñecas. Imaginábamos que éramos mamás y nos encantaba.

Crecimos. Y fuimos mamás de verdad. Y lo que antes era un juego hoy es realidad. Entonces descubrimos que no siempre es lindo ser mamá. No siempre es entretenido ser mamá. No siempre nos llena de satisfacciones el ser mamá.

La maternidad a veces nos ahoga. Y a veces nos llena de amor, ternura y magia. La maternidad es contradictoria. Tiene días espléndidos y otros que quisieras borrar para siempre. Días grises. Difíciles. Días en que no tienes paciencia y estás irritable. Cansada. Tus niños están irritables. La energía es densa y abrumadora. Sientes que te quieres escapar. Que vas a explotar en llanto. Sientes que no puedes más. Que la maternidad te superó. Miras s tus hijos. Los amas como nunca imaginaste amar a alguien. ¿Qué pasa entonces? ¿Soy una mala madre?

No, no lo eres. Eres una madre normal que ha tenido un mal día. Porque ningún día es igual al otro. Hay días buenos y otros que no quieres recordar jamás. Pero al final del día, siempre besas a tus niños con cariño y los acurrucas hasta que se duermen. Porque a pesar de todo, sabes que mañana es otro día y será mucho mejor.

constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest