Que no evacuen la piscina por ti, no olvides los pañales para el agua

Hace pocos estaba con mis niños feliz en la piscina chapoteando cuando de pronto el salvavidas dio orden de abandonarla. Nadie entendía nada. Muertos de calor tuvimos que salir del agua. Hasta que comprendimos por qué: un bebé sin pañal de agua se había hecho caca.

Todos fuera. Siguiendo el protocolo nadie pudo ingresar otra vez.

Todos los veranos me ha pasado lo mismo. Y no es grato para nadie. Cuando mis niños eran guaguas yo les ponía pañales para el agua. De esa forma evitaba esos accidentes y nos metíamos tranquilos a la piscina.

¿Cómo funcionan?

El pañal para el agua no retiene líquidos, por ende, no retiene el pipí. He escuchado a mamás decir que son malos porque no les dura y “se le pasan”. Esto es justamente porque este pañal no es para estar fuera del agua. Su uso se limita estrictamente para adentro de ella y más específicamente para que no se escapen sólidos de él.

El pañal para el agua se pone cuando el niño entra a la piscina y se saca cuando se sale. Su gracia es que no se infla como el pañal común y corriente que si retiene líquidos Gracias al gel que contiene.

Es por esto que el pañal para el agua no se infla y es muy cómodo para que los niños disfruten del agua sin la molestia de tener un pañal totalmente hinchado.

Ahora ya sabes cómo funciona un pañal para el agua. No dudes en usarlo. Busca siempre la comodidad y el agrado de los que más quieres.

 

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.