¿Qué hacer cuando mi hijo no quiere comer?

Por Carolina Gutiérrez E.  I  Nutricionista

nutri1.carolina@gmail.com

Cuando los niños no quieren comer, las mamás se desesperan y con justa razón. No hay nada más frustrante que no coman. Pensamos lo peor. Queremos que se alimenten correctamente, que se nutran y ahí queda la comida en el plato. Intacta. Es angustiante para cualquier mare. Pero no debemos desesperar. Primero que todo depende de la edad del niño, si es un niño menor de 1 año el proceso de introducción de solidos es gradual y si bien pueden haber algunos niños que acepten súper bien los alimentos, van a haber otros a los que les cueste un poco más. Lo importante es no desesperar y saber que hasta el año el alimento principal y que aporta la mayor cantidad de calorías y nutrientes es la leche materna o leche de fórmula, por lo tanto a tener paciencia y darle al niño la oportunidad de alcanzar a su propio ritmo este hito en su crecimiento.

La alimentación complementaria empieza alrededor de los  6 meses y se requieren de ciertos hitos en el desarrollo para iniciarla:

  • Control de tronco (capacidad de sentarse sin apoyo)
  • Extinción del reflejo de extrusión (sacar la lengua hacia afuera y empujar alimentos) este es el que más genera rechazo alimentario!, el niño al sentir una textura distinta de la leche saca la lengua y escupe el alimento, la perdida de este reflejo es alrededor del 6to mes, pero es gradual y distinto en todos los niños.
  • Tener interés por la comida, cuando tú estás comiendo que siga con la mirada los alimentos y que quiera agarrarlos o quitarte la cuchara.
  • Que abra la boca al colocarle la cuchara en frente.

Es importante tener mucha paciencia ya que el comer es algo nuevo y no sólo se come con la boca si no que con todos los sentidos (olfato, gusto, visión y tacto).  El niño va a querer tocar, aplastar, oler y  por ultimo comer, y esto implicará que habrán texturas que no le gusten, olores que no agraden, y sabores tan raros que simplemente no querrá probarlos más. Pero esto no quiere decir que nunca más comerá ese alimento y que no le guste y ya.

se debe ofrecer nuevamente sin obligar, es muy importante que el niño coma hasta que se sienta satisfecho,  sin obligar o que hayan premios o castigos de por medio.

Además no se recomiendo comer frente a la TV, pero si se le puede colocar música o cantar. Ofrecer siempre agua al final y comer con diferencia de 3 a 4 hrs para alcanzar a sentir hambre.

 

En niños mayores de 1 año puede mantenerse la neofobia (rechazo a los alimentos nuevos) e inclusive se incrementa alrededor de los 2 años.  Acá es fundamental reforzar el hecho de que la alimentación es algo normal y natural que todos practicamos y que los niños no deben recibir premio o castigo por ésta. No ver televisión e integrar a los horarios familiares y por supuesto que a los tipos de comida (es decir, todos comemos lo mismo).

Los niños aprenden por imitación, y si queremos que un niño tenga hábitos saludables y coma ensaladas por ejemplo, yo como padre debo comer también. Nosotros somos el principal promotor de hábitos ya sean estos buenos o malos, los niños imitan todo lo que hacemos y ojo que no es lo que “decimos”, sino que como actuamos, nuestro lenguaje corporal y como reaccionamos es lo que pueden leer perfectamente,  recordar que ellos son personitas que al igual que nosotros ven, oyen y sienten.

También es recomendable cuando los niños  (mayores de 3 años) no quieren comer conversar con ellos y explicarles que deben comer, que es importante para su salud, especialmente cuando ya van a jardín o colegio en donde se tratan generalmente los temas de alimentación saludable.

También es importante que el niño genere hambre y saciedad, que no esté comiendo todo el día y a cada rato y respetar su capacidad gástrica (puede ser que le estamos sirviendo mucho y nosotros creemos que “quedará con hambre” y necesita comer más).

Por ultimo si el niño no quiere comer, no obligar y permitirle pararse de la mesa, pero no darle nada más, nunca cambiar el almuerzo por leche/yogur u otros porque con el tiempo sabrá que si no come le darán leche u otro alimento que le apetece más y deberá esperar hasta su próximo horario de comida y comer lo que le corresponde.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest