¿Qué es el mercurio presente en los pescados? ¿Es seguro su consumo para embarazadas y niños?

Primero se debe decir que el mercurio tiene efectos sobre la salud y el medio ambiente, sus compuestos son tóxicos especialmente para el sistema nervioso en desarrollo (fetos).

El mercurio orgánico es el de mayor importancia para la salud de las personas, ha sido producido como biocidas y pesticidas. Dentro de estos el metilmercurio (MeHg) es el más conocido y es el que se encuentra en el ambiente, se deposita en el agua y se acumula en los organismos (bioacumulación), concentrándose en las cadenas alimentarias (biomagnificacion) especialmente en los seres acuáticos siendo después ingerido por las personas.

Se absorbe mayoritariamente por ingestión, inhalación y a través de la piel.

MeHg cruza rápidamente la barrera hematoencefálica (cerebro) y la placenta y su concentración en sangre fetal es igual o mayor que en la madre.

Es posible que se excrete cierta cantidad en la leche.

El MeHg es teratógeno (produce mutaciones) en el cerebro del feto, interfiere con la migración neuronal entre otros. Afecta la memoria, desarrollo psicomotor y atención.

El daño depende del tiempo de exposición, cantidad y forma.

 

La FDA (Food and Drugs Administration, USA) en el 2004 recomendó consumir 340g de pescado a la semana pero que no se consumiera tiburón, pez espada, blanquillo del Golfo de México y caballa (> 1 ug/g mercurio) y limitó a 170 g el atún y albacora.

 

En el 2010 un grupo de expertos de FAO/WHO analizaron los beneficios del consumo de pescado en el desarrollo intelectual de niños y de la salud cardiovascular versus los riesgos del mercurio y concluyeron lo siguiente:

  • Existe evidencia de que el consumo materno de pescado contribuye al óptimo desarrollo neurológico del hijo.
  • Si se considera la pérdida de promedio de CI (Coeficiente Intelectual) que puede dar el mercurio, los riesgos en el neurodesarrollo de no comer pescado son mayores a los riesgos de comerlo incluso 7 veces a la semana, siempre y cuando no supere a 1 ug/g de metilmercurio.
  • En lactantes, niños pequeños y adolescentes la evidencia es insuficiente para realizar conclusiones con respecto a riesgo/beneficio.

En chile el límite máximo permitido por minsal es 1,5 ug/g. En el año 2012 se realizó un plan de vigilancia de metales pesados en productos del mar. Encontrándose todos nuestros pescados con niveles menores a 1 μg/g, salvo la albacora (1,57 ug/g), inclusive el atún enlatado con procedencia de Ecuador y Tailandia estaba por debajo del límite máximo.

Por lo que se recomienda el consumo de pescado de 2 veces por semana, teniendo la precaución en embarazadas, nodrizas y niños menores de 3 años de no consumir albacora, tiburón, pez espada o blanquillo.

Carolina Gutiérrez, nutricionista

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.