¿Puedo tomar alcohol si estoy amamantando?

Todas sabemos, a modo de regla general, que se debe evitar el consumo de alcohol durante el embarazo y la lactancia, porque puede dañar a nuestro bebé. Para muchas es algo difícil de conseguir, para otras no lo es tanto. Corríjanme si me equivoco, pero creo que todas las mamás hemos sentido alguna vez unas ganas tremendas de tomarnos un pisco sour o una cerveza, pero hemos tenido que decir que no y quedarnos mirando.

¿Qué dice la evidencia científica sobre esto?

Este tema aún es discutido dentro de la comunidad científica, por lo que aún se encuentra en investigación. Pero hay algunas cosas que sí están claras:

  1. El alcohol inhibe la secreción de prolactina (hormona que interviene en la producción de leche) durante unas dos horas. También interfiere con el reflejo eyector de leche, lo que en última instancia podría reducir la producción de leche debido al vaciado inadecuado de las mamas.
  2. Beber alcohol produce sedación, efectos negativos en los patrones de sueño y desarrollo psicomotor temprano del bebe.
  3. El consumo de alcohol en madres que realizan colecho puede aumentar la incidencia de tener un episodio de síndrome de muerte súbita del lactante.

Entonces, ¿no se puede?

No te asustes, ya que estos datos se aplican a mujeres que consumen alcohol en forma regular. De hecho, en los casos de mujeres con dependencia al alcohol, se recomienda que sean asistidas durante el amamantamiento, en conjunto a la evolución y desarrollo del bebé. Pero si bebes ocasionalmente, en pequeñas cantidades, puedes hacerlo siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Darle pecho a tu bebé justo antes de beber alcohol.
  • Limitar la ingesta al equivalente a una copa de vino o dos cervezas de 340 grs.
  • Esperar un mínimo de 2 horas después de beber para retomar la lactancia.
  • No hacer colecho si has bebido alcohol ese día.

Son buenas noticias, ¿verdad? Para estar completamente segura de que el alcohol se ha eliminado completamente de la leche materna, puedes consultar una tabla creada por el programa canadiense Motherisk, para determinar el tiempo necesario a esperar, el cual se basa en el peso de la madre y la cantidad de alcohol consumida.

Como conclusión, podemos decir que el consumo habitual se alcohol definitivamente no está recomendado. Pero para una ocasión especial, es posible beber si se toman las precauciones necesarias.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.