Por favor: ¡Dejen mi sobrepeso en paz!

Soy mamá de 3 hijos: 13,5 y 1 año. Trabajo  jornada completa, y sigo dando teta. Me toma 1,5 hora el viaje de ida a mi trabajo  y 1 hora el viaje de vuelta si tengo suerte, nunca hemos tenido nana, entre mi marido y yo hacemos los quehaceres del hogar. Que, se imaginan ustedes, no son pocos.
Veo en mi día a día que vez que pueden me ametrallan con dietas para volver a la figura que alguna vez existió, con rutinas de ejercicio en casa, que querer es poder. Y así un montón de consejos y ánimos para bajar de peso y volver a tener el cuerpo que tenía antes de ser mamá. Pero, yo no les he pedido nada.
Sí, reconozco que estoy pasada de peso pero siempre sana. No tengo ninguna complicación por él ( resistencia de insulina u otra cosa) según mi IMC, estoy entre sobrepeso y Obeso 1.
Mi mejor momento hubiese sido, al parecer,  en la época de Botero.  Cada vez que voy a comprarme ropa interior me ofrecen unas prendas dignas de mi abuelita e insisten en que mi copa es C, cuando, y despues de 3 amamantamientos necesito una DD.  En ropa me ofrecen en extralindas casi, porque no se que cresta le pasó a la talla L que hoy en día parece una S. En serio, ¿en qué minuto la L se achicó?
 Me pregunto, cuando muestran esas rutinas de ejercicios, ¿cómo cresta la hacen para el almuerzo, aseo, atención de los hijos? Cuando  vuelvo a casa, con suerte y de verdead lo digo, con suerte puedo ir al baño o ducharme, sin que mi psicobebé esté al borde del colapso golpeándome la puerta y llorando como acabo de mundo. Comemos,   a veces, tarde porque entre los quehaceres, es el espacio que nos quedó de tiempo, y siempre con mi psicobebévllorando a mi lado para que lo tome. En algún momento de mi postnatal traté de hacer yoga en casa, bueno terminé con mi hijo de 5 años tirándose piqueros encima mio cada vez que me veia en el suelo (fracaso total), tengo una elíptica en el patio, que cada vez que paso digo, ya más rato vengo, pero al final es muy buen tendedero de ropa.
Entonces, ¿por qué  esa insistencia en tener una figura estupenda y ser madre? ya es cansador ser madre trabajadora, y má encima ser fitness. De verdad, creo que me revienta mucho cuando veo mujeres fitness que suben fotos del gym, de rutinas y con ssuerte  riegan una planta. Así cualquiera. “Anda  a un gimnasio,  te despejas”. ¿En serio, creen que podría ir a un gimnasio? Salí 5 minutos a la casa de mi hermana a buscar unos limones y cuando volvi quien estaba en llamas? Mi bebé. Y mi marido con cara de desesperación: “En cuanto te fuiste salió corriendo  llorando y buscándote”.
Hacer dieta, lo intento, pero no me pueden negar que hay momentos en que uno se pone ansiosa y sólo ves Nutella por todas partes. La galletita de arroz con Nutella, no es dieta amigas mias.
No presionen con el tema del cuerpazo perfecto, no , ya es suficiente con que nos critiquen cómo somos como mamás para que más encima nos critiquen nuestros cuerpos, permitan que uno sea libre , redonda y feliz.

 

Ximena Alcoholado Carrillo

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest