Placentofagia, ¿te comerías la placenta?

Está de moda comerse la placenta después del parto. Como todas las modas cool, vienen de las súper estrellas de Hollywood.
La dueña del súper trasero nás grande del mundo, Kim Kardashian, anunció en su cuenta de Twitter que se comió la placenta de sus dos hijos North y Saint, después del parto.
Cápsulas de placenta fue lo que ingirió.
A mí se me revuelve el estómago cuando lo escribo.
También dicen que Tom Cruise, dentro de sus excentricidades, se dio un gran banquete con la placenta de su hija Suri cuando nació.
La Placentofagia es una práctica que llevan a cabo los mamíferos que implica zamparse la placenta luego de parir.
Dicen que tiene numerosos beneficios. Como por ejemplo, que ayuda a combatir la depresión post parto y tiene gran cantidad de vitamina K.
Dicen que la placenta tiene un sabor parecido a la carne de vacuno y la puedes preparar de diferentes maneras. Con verduras, por ejemplo. Salteada con brócoli y zanahorias. ¿Qué tal?
Yo por muy mamífera que sea, ni loca me como la placenta. Pero como no está en mis planes volver a tener un hijo bajo ningún punto de visto, me abstengo de la moda cool del momento.
Aunque me digan que es una práctica milenaria en otras culturas, como la cultura china, y practicada por los mamíferos no humanos del planeta, yo preferiría plantarla.
Muy de moda estará por las celebrities, pero yo lo encuentro dicho en una sola palabra: guacatela.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest