Pensión alimenticia: un derecho del niño

Los llamados “Alimentos”, consisten en el sustento a favor del hijo que debe aportar el padre o madre que no vive con él.

Para tener derecho a una pensión de alimentos, se requiere cumplir con tres requisitos:

1.- Ser hijo inscrito del alimentante (Certificado de nacimiento)

2.- Acreditar necesidades del hijo (gastos en salud, educación, vivienda, vestuario, servicios, etcétera)

3.- Que alimentante (el padre o madre) tenga ingresos acreditables (contrato de trabajo, empresario u otros). Así también influye la capacidad económica del padre o madre que si vive con su hijo.

 

Todo hijo tiene el derecho de demandar alimentos del padre o madre que no vive con él. Para eso, previamente deberá participar en un proceso de MEDIACIÓN obligatoria; Se toma contacto con un centro de mediación, generalmente se ha de pagar la mediación según arancel. El centro de mediación citará a la persona que debe dar alimentos y a la que los demanda a una sesión con la mediadora para intentar un acuerdo. Si hay acuerdo éste será aprobado por el tribunal y se ordenará abrir libreta de ahorro para los depósitos. Si no hay acuerdo entre las partes o si una o ninguna asiste, el mediador emitirá un certificado de mediación frustrada, documento que es esencial para demandar.

La demanda se debe presentar ante el Juzgado de Familia competente del domicilio donde vive el hijo (si el padre vive en una ciudad distinta, se ha de demandar en la ciudad donde vive el hijo y no en la ciudad donde vive el padre).

Se puede demandar, según las necesidades y número de hijos, hasta el 50% de los ingresos líquidos del demandado (sólo se descuenta para ese cálculo los pagos de cotizaciones). Pero generalmente los alimentos se basan en las necesidades de los hijos bajo el entendido que cada padre aporta el 50% de las necesidades. Es decir, si el niño requiere $300.000.- para sus necesidades, el padre podrá ser condenado hasta $150.000.-, pero si él padre gana el ingreso mínimo por $250.000.- entonces la condena será por $125.000.-

Los alimentos pueden ser modificados judicialmente cada vez que cambien las o aumenten las necesidades del hijo.

El juez decidirá en la sentencia el monto final como alimentos.

Paola Carrasco

Abogada

Cualquier duda o consulta escribanos a: contacto@syvabogados.cl

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest