Pensamientos oscuros que cruzan la mente pero que nadie se atreve a confesar

Hay momentos de la maternidad que son muy oscuros. Frustrantes. Silenciosos. Colapsantes.
Producto del agotamiento y estrés diario que podemos llegar a tener, vienen a nuestras mentes estos pensamientos que nunca nos atreveríamos a confesar a nadie porque nos juzgarian en la plaza pública y a pesar de todo, queremos a nuestros hijos más que a nosotras mismas. La mayor parte del tiempo.

1. Estoy CANSADA de ser mamá.
2. Tengo un hijo preferido.
3. Mi hijo me cae MAL. Me saca de quicio. No lo aguanto.
4. Quisiera huir y tomarme un año sabático.
5. Estoy contando los días para que comiencen el colegio y recuperar MI vida.
6. Mis niños me consumen toda la energía. No me quedan energías.
7. Siento que he envejecido 10 años desde que soy mamá.
8. Quiero que crezcan RÁPIDO.
9. Quiero que se duerman pronto para descansar.
10. ¿Adónde se les saca la pila para que se calmen un minuto?
11. Horror, viene el fin de semana. ¿Qué hago con los niños en casa?
12. ¿En qué puto minuto me enamoré de este donante de espermios (el padre) y se me ocurrió tener niños con él.
13. Voy a lanzarme por la ventana y vuelvo.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest