Paremos de medir a cada niño con la misma varilla, por favor

Por Carolina Rodríguez

 ¿Les ha pasado que cuando van al consultorio (las que controlamos a nuestros hijos allí) y van también al pediatra con los niños (también es mi caso),  sienten que hay una dicotomía atroz respecto de los tips y consejos de crianza entre los profesionales de la salud de uno y otro lado? 

Me pasó en el control de los ocho meses de mi hijo Martín. En el Cesfam de mi pueblo de origen, donde lo controla una enfermera, ella reparó en la cantidad de papilla que ingería mi hijo al almuerzo, en el número de palabras que debía decir a su edad,  de si se movía mucho o no, si gateaba, etc. Todo desde un prisma del  “deber ser de la guagua perfecta”, sin considerar las particularidades de cada bebé. 

Mi hijo es un niño grande. Está en el percentil 90 y a sus ahora 9 meses tiene la biometría de un niño de 1 año y dos meses. Vale decir , está  con creces por sobre la media. Y eso ella no lo entiende.

Menos mal que su pediatra, desde el primer minuto en que empecé a controlarlo con él , entendió que cada niño es un mundo y que uno como el mío, que nació con un peso y estatura considerable , no puede ser tratado como los demás. El doctor me dijo: “Tu hijo quizás demorará un resto en pararse solito y caminar, pero lo hará pues es muy grandote. Yo no lo puedo medir con el mismo parámetro que mido a un bebé que pesó 3 kilos 200 o 500 al nacer, puesto que él es diferente y no le voy a exigir lo que a los demás”.

He leído en muchas páginas de maternidad quejas de las madres respecto del trato poco deferente que reciben en los consultorios respecto de la crianza de sus  hijos. De las muchas presiones a las que las someten, demonizando en variadas ocasiones el uso de nuestras “santas ayudas” como llamamos acá a los chupetes, andadores, etc. Así como también, hay pediatras que ven con pésimos  ojos los procedimientos del sistema público de salud, en cuanto a la atención médica integral de un bebé.

 Creo que ante esa división de visiones de consultorio y pediatra, además de la vorágine de información que abunda en internet respecto de estos temas, lo mejor es ponderar lo más importante de ambas visiones y no casarse ni con una ni la otra. Mal que mal, ningún consejo es tan absoluto y quién mejor que nosotras las madres que albergamos a nuestro bebé por 9 meses dentro nuestro para saber qué es lo más óptimo para ellos. 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest