Cómo manejar fechas importantes cuando estás separada y tienes hijos

Por Natalia Martini, psicóloga

Si ya es difícil arreglar los tiempos y las visitas con los niños después de una separación, las fechas importantes como la Navidad y el Año Nuevo se vuelven aún más complicadas, hay mucho que recibir y poco que a veces queremos dar.

Les comparto algunas ideas sobre cómo enfrentar este desafío de mejor manera, para nosotras y nuestros hijos:

– Decidir con calma: ojalá tener un espacio libre de niños para conversar con tu ex pareja sobre los planes para las fiestas. Decidir en base a lo que ustedes como papás consideran mejor según la realidad de los niños y las familias, a veces involucrarlos a ellos puede hacernos sentir culpables o relegadas según sus preferencias.

– Buscar el equilibirio: es importante para los niños compartir con su familia paterna, sobretodo en las celebraciones. Aunque nos cueste, tratar de que ese tiempo sea lo más equilibrado posible en relación al tiempo que pasarán con nosotros.

– Los regalos justos y necesarios: las fiestas son para compartir y celebrar en familia y lo importante del tiempo que pasamos con nuestros hijos es que podamos entregarles bonitos recuerdos, más que compensar con juguetes, dulces u otros regalos los momentos que no compartimos con ellos. Ojalá el padre y su familia pudieran hacer lo mismo, para entregarles a ellos el valor de compartir y estar con las personas que uno quiere.

– Intentar mantener tradiciones: si hay comidas especiales, misas o celebraciones en las que participaban todos u otras tradiciones que han tenido como familia en el pasado, buscar la manera de mantenerlas en el presente, para que los niños sientan alguna continuidad de elementos que han sido importantes en su vida.

– Hablar con los niños: explicarles cómo se distribuirán el tiempo para las celebraciones y conocer su opinión y cómo se sienten al respecto, entender que la primera Navidad puede ser la más difícil pero al ver que sus papás logran entenderse y organizarse de forma tranquila, les transmite tranquilidad a ellos.

– Mantener la calma: sin duda es un momento complejo y difícil, sobretodo si el acuerdo implica pasar la Navidad sin los niños. Sin embargo, no se benefician ellos de la rabia o frustración que podemos sentir al respecto. Busquemos a una amiga, la nueva pareja o alguien de confianza para desahogarnos y que nos acompañen también ese día, para que sea una linda celebración también para nosotras, lo merecemos.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.