¿Otro hijo? No, gracias: y otras situaciones que experimenta una madre

Cuando eres madre tu realidad cambia totalmente y lo que antes parecía normal, ahora es una odisea, como por ejemplo, comer tranquila y dormir de corrido toda la noche. Acá una lista de situaciones que sólo le ocurren a las que son madres:

Las duchan duran 45 segundos.
La intimidad desaparece. Ni para ir al baño a hacer caca. Te acostumbras a hacer pipí y caca con niños observándote.
Te acostumbras a estar en pelotas con niños observándote.
Te vuelves experta en ponerte y sacarte toallas higiénicas intentando que los niños no se percaten.
Salir al supermercado es un tremendo paseo. Es más, inventas cosas para comprar con tal de salir.
Ver una película entera que no sea una para niños, imposible.
Leer un libro, sólo en tus sueños.
La comida siempre se te enfría. Y debes pararte 550 veces a calentarla porque apenas te sientas en la mesa, algún niño te llama.
Limpiar vómitos y caca no te da asco. Antes, jamás te hubieras imaginado haciendo eso.
Duermes poco y nada y te preguntas cómo cresta puedes funcionar con tan pocas horas de sueño.
Luego de tener a tu primer hijo te cuestionas si realmente vas a tener la familia numerosa que antes querías y piensas seriamente en quedarte con sólo uno.

Constanza Diaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest