¿No tienes una tribu? Entonces construye una propia

 

Por Constanza Díaz

Bien sabemos que la crianza es mucho más llevadera cuando es en tribu. Es decir, cuando estas rodeada de gente que te ayuda, te contiene, te cuida, te acompaña. Antes, las madres criaban en tribu. Nunca faltaba la abuela, la suegra, las tías o las amigas que vivían en casa o pasaban la mayor parte del tiempo en ella. Siempre había tribu. Siempre había alguien que tendía una mano. Era común que la abuela viviera en casa, o la tia que nunca se casó. La crianza era en compañía y la mamá rara vez estaba sola.

Hoy en día los tiempos han cambiado y la tribu de antaño desapareció. Entonces, ¿qué hacemos? Pues construyamos nuestra propia tribu. Sale al parque, sale a la calle, lleva a tus hijos. Acércate a la madre que está sola en la plaza cuidando a su hijo. Acércate a las apoderadas del curso de tus hijos, hagan tribu. Júntense con los niños, acompáñense, ayúdense y apóyense. No te encierres. Ábrete a las posibilidades de formar tu propia tribu porque es muy necesaria para sobrevivir y no morir en el intento de la maternidad. Es mejor criar acompañada.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest