No obligues a tus hijos a comerse la comida, tampoco te gustaría que lo hicieran contigo

Soy una mamá de dos niños de 7 y 6 años y nunca los he obligado a comer algo que no les gusta. Siempre les doy la oportunidad de probar, una vez que lo hayan hecho, les doy la posibilidad de decidir si les gustó o no, porque si no lo prueban, ¿cómo van a saber que no les gusta? Generalmente, pasan la prueba y descubren que la comida que pensaban, iban a detestar, les termina gustando y se la comen sin problema. Sin embargo, si ya la probaron y no les gustó, les hago algo diferente. Sí, soy de esas mamás flexibles en cuanto a comidas se trata. Les preparo algo en el momento, algo fácil y que sé les va a gustar. Me imagino si fuera a mí a la que obligan a comer algo que no me gusta. No lo podría soportar. Probablemente correría al baño a botarlo. Entonces, si a mí no me gusta que me obliguen a comer algo que no es de mi agrado, ¿por qué hacerlo con mis hijos?

Soy de la idea de incorporar a los niños sabores y texturas nuevas desde que son bebés. Hacerlos participe de todo lo que comemos los adultos. De esa forma van a ir adquiriendo el gusto por los diferentes tipos de comida y no tendrán problema en probar cosas nuevas. Pero si les damos siempre lo mismo y, especialmente, todo hecho papillas, difícilmente serán niños que se atrevan y quieran probar algo nuevo para ellos. Lo importante es inteoducieles sabores nuevos pero jamás a la fuerza porque lo único que conseguiremos es que terminen odiando ese plato y no lo quieran ver nunca más en su vida. Incluso de adultos. Cuántas personas conocemos que no pueden ni ver un plato de garbanzos porque de chicos los obligaban a comerlo. Muchos. Cada uno de nosotros tenemos gustos distintos y hay que respetarlos.

Constanza Díaz

periodisra

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest