No, no te quedes en un matrimonio sólo por tus hijos

Los niños son nuestro mayor tesoro y por ellos somos capaces de haces todo y más. Por ellos vivimos, trabajamos y seguimos. Sin embargo, ¿hasta qué punto nos sacrificamos y damos todo por ellos? Conozco muchas mujeres y también hombres, que no se separan por “los niños”. Para que no sufran, para que crezcan bajo el alero de una familia “bien constituida”. Pero, ¿qué es hoy en día una familia bien constituida?

El concepto de familia ha cambiado mucho. Hoy las familias son de diferentes maneras y ninguna es mejor que la otra. Lo más importante es que haya amor, respeto y armonía en cada una de las familias, independiente a cómo esté formada. Un niño que crece contenido amorosamente va a ser un adulto seguro. Y eso es, finalmente, lo más importante: el afecto ilimitado con que crezcan nuestros hijos.

Los niños captan todo y sobre todo, si viven con padres que ya no se quieren, que se lo pasan peleando y que no soportan ni la respiración del otro, se dan cuenta. El ambiente es denso. La energía tensa se nota, por mucho que los mayores traten de disimular frente a ellos. He escuchado a varios adultos decir que ojalá sus padres se hubieran separado cuando eran niños porque crecieron en un territorio de conflicto. Lo pasaron mal. Hubieran preferido mil veces vivir en paz sin la tensión del padre y la madre sosteniendo un matrimonio insostenible por los hijos.

Hay parejas que se separan después de los 50 años, cuando los hijos crecieron y tomaron su propio rumbo. Esperaron que lo hicieran. ¿Vale la pena sacrificarse tanto? La respuesta es no. Porque los hijos lo notan. Lo mejor es separase de una manera civilizada y no meter a los niños entre medio. Eso jamás. Lo mejor es darles un lugar tranquilo para crecer y desarrollarse como personas. Sin presión, sin discusiones, sin unos padres que ya no se soportan. Mejor eso antes que esos mismos niños de adultos digan:

-Hubiera preferido que mis padres se divorciaran cuando era chico.

Eso ya no tiene remedio ni solución.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.