No: el colecho, el porteo y la lactancia materna a libre demanda no te harán mejor madre

Mucho escuchamos hoy en día sobre la importancia de colechar con nuestros hijos, es decir, dormir con ellos en la misma cama. Palabra que antes sólo se conocía como dormir con la mamá.

Escuchamos hablar del “porteo” de  y darle pecho a nuestros hijos a libre demanda y de manera prolongada.

Se ha formado una especie de mito maternal en torno a estas tres situaciones: porteo-colecho-pecho. Como si al hacerlas estarías siendo una buena madre y, al contrario, al no hacerlas estarías siendo una mala madre y no estarías generando apego seguro con tus hijos. Y entonces vemos diferentes páginas y sitios de porteo y de fulares ergonómicos y recomendaciones para colechar de manera segura y por supuesto, muchísimos sitios de lactancia materna.
Pues, fantástico para las madres que quieren practicar cada una de las anteriores. Porque a final de cuentas cada una hace lo que más le acomoda y con lo que mejor se siente. Libre albedrío para las madres.

Pero para las que no lo han hecho, para las que duermen en camas separadas con sus hijos, para las que dan fórmula y las las que  usan un coche y un corral porque no pueden estar todo el día con la guagua en upa, también está bien. También es válido. También es una opción de crianza y nada de eso te convertirá una mala madre. Ninguna es mejor que la otra.

Porque el término de buena madre no pasa por dar el pecho, no pasa por colechar y tampoco pasa por usar un fular. No. No lo creas. No te sientas mal si no lo haces. No te sientas menos madre y menos mujer. No te sientas una madre de segunda categoría. Son modas, son tendencias, son diferentes tipos de crianza pero no son una determinante para ser una buena mamá, para crear apego seguro Con tu hijo. Para ser exitosa en este rol, el más difícil de todos, el de ser madre.
Cada una de nosotras escoge el camino que más nos convenga. Qué mas nos acomode. Que nos haga sentir a nosotras y a nuestros hijos bien. Contentos. Tranquilos. El concepto de buena madre se basa sobre el amor incondicional, contención, presencia, cariño y la seguridad que le damos a nuestros niños para que crezcan sanos, felices y autónomos. Y eso no está determinado por dormir con ellos, por darle pecho o por llevarlos en fular. No. No se confundan. No se engañen. Vivan su maternidad como quieran. Porque no hay manuales ni reglas. No hay verdad absoluta más que el amor hacia ellos y el ver qué día a día crecen sanos, seguros y sobre la base de un tremendo cariño entre ambos. Y eso cada una de nosotras lo sabe.

Constanza Díaz
Periodista

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest