No diga que no le avisamos: Las 10 estafas más comunes a turistas

De la experiencia de viajeros de distintas nacionalidades el portal de viajes www.denomades.com elaboró un listado con los métodos de engaño más comunes en diversos destinos del mundo.

Al momento de planear un viaje por placer o trabajo hay muchos detalles en qué fijarse, y la seguridad en el destino no debe ser uno de los que se deja de lado.

Para darle una mano en que situaciones debe estar atento, el portal de viajes www.denomades.com recopiló los comentarios de usuarios de su portal y preparó una serie de consejos para no sufrir una de las 10 estafas más comunes, las cuales presentan a continuación:

1- Regalos que no son regalos:
Es común ver en varios lugares a personas que ofrecen objetos como si fueran regalos, que son gratis, pero al momento en que se quiere devolver el objeto no lo reciben y exigen dinero por él. Hay que cuidarse de los “amigos” de estas personas, porque presionarán para que quien recibió el objeto pague. Es mejor rechazar los regalos con un siempre amable “no, gracias”.

2. Taxistas corruptos:
Uno de los grandes problemas de ir a un lugar por primera vez es no saber si el camino que tomó el taxista es el más indicado. Ojo también con las recomendaciones que hacen, ya que suelen persuadir para que la gente elija el alojamiento que ofrecen. Hay que exigir que activen el taxímetro, o bien, negociar la tarifa antes de subirse al vehículo, además de consultar algún mapa para hacerse una idea de la mejor ruta.

3. Mujeres sensuales que te llevan a la ruina:
Cuidado con escenas de películas hollywoodenses, porque rara vez se hacen realidad. Si dos chicas guapas se sientan en la mesa que ocupa solo para pasar el rato cuando hay más mesas disponibles, no todo puede ser tan maravilloso. El consejo es llevar bien las cuentas y asegurarse de que ellas paguen lo que consumen, puesto que se levantan con la excusa de ir al baño y no regresan jamás, dejando una gran cuenta por pagar y a un barman, probablemente coludido, dispuesto a llamar a seguridad.

4. Cambio de divisas injusto o fraudulento:
Ante el poco conocimiento de la moneda local, las personas y agencias de pocos escrúpulos se aprovechan de los viajeros para cambiarles dinero a precios ridículos o, incluso, pasar billetes falsos. Evitar este tipo de situaciones es simple, informándose sobre el valor de la moneda local y cambiando dinero antes del viaje, para dejar este trámite solo en caso de emergencias durante el viaje.

5. Impuestos falsos y fronteras corruptas:
En algunos países exigen impuestos de salida o entrada que van a parar directamente a los bolsillos de los policías corruptos. Cuidado con los conductores que algunas veces son cómplices. Este tipo de situaciones se puede evitar pasando por los puestos fronterizos principales e informarse respecto a cuáles son las tasas de entrada y visa, además de unir fuerzas con los demás pasajeros para negarse a pagar lo que no corresponde.

6. Juegos de apuestas en la calle:
En algunos lugares abundan los juegos de azar o habilidad en los que se apuesta dinero. Lo hacen ver muy fácil, incluso con uno o dos ejemplos de ganadores, previamente arreglados por supuesto. Cuando es el turno del viajero, este pierde y eso no es casualidad ni mala suerte. La recomendación es no participar en estos juegos, porque no existe ninguna posibilidad de ganar.

7. Cibercafé y WiFi gratis:
Algunos de estos locales tienen instalados spyware, software malicioso que puede rastrear tus movimientos electrónicos. Si es necesario revisar la cuenta de correo electrónico, es recomendable no mantener información respecto a contraseñas o algo que pueda perjudicarte más adelante; mucho menos, entrar a cuentas bancarias desde señales abiertas.

8. Venta “Marihuana trampa”:
En playas o lugares con buena fiesta, puede que se acerquen a ofrecerte marihuana u otras drogas porque “la ocasión lo amerita”. Acto seguido llega un policía, o alguien que parece serlo, para registrar a los asistentes y da la casualidad que el viajero tiene algo. La recomendación es a no arriesgarse a pasar un pésimo momento o a quedarse sin dinero para salir del aprieto.

9. Lugares misteriosamente cerrados… con alternativa
Al subirse a un taxi y pedir ir a un lugar, el viajero se encuentra con la repuesta de que está cerrado por algún feriado importante sobre el cual no se tenía registro. Inmediatamente empieza a recibir innumerables recomendaciones sobre cómo reemplazar lo que se tenía planeado. Hay que asegurarse de que la festividad realmente exista, sobre todo cuando se ve que todos los locales están abiertos.

10. Duplicados de tarjeta
En algunos restaurantes y locales no cuentan con aparatos de cobro inalámbricos, por lo que querrán llevarse la tarjeta del viajero, lo que significa que pueden usar dispositivos para clonarla y acceder a su dinero. Hay que tener cuidado sobre dónde se paga con tarjeta y nunca perderla de vista. La recomendación es revisar los movimientos bancarios con frecuencia y, de ser posible, contratar algún seguro que proteja este tipo de situaciones.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest