Niño de 5 años sufre bullying por tener las uñas pintadas y el padre lo defiende de una manera fantástica

Al pequeño Sam de 5 años le gusta pintarse las uñas rojas porque le encantan los colores fuertes. Sam también juega con camiones y hace cosas de “niños”, según los estereotipos que todos identificamos. Sin embargo, también le gusta coleccionar carteras porque le encanta llevar sus objetos personales y juguetes a todas partes. Sam es un niño normal, el hermano de al medio. Sale a pescar con su padre y juega a cosas de chicos con sus hermanos.

Pero Sam, en su inocencia, conoció lo peor del ser humano a sus 5 años. Sin pensar que lo molestaría todo el curso, Sam fue feliz al kínder con sus uñas pintadas. Fue ahí cuando comenzó su pesadilla. Al recogerlo su madre al final de la jornada, el pequeño explotó en llanto por lo ocurrido.

Aaron Gouveia, su padre, un periodista que tiene una cuenta en redes sociales llamada Daddy Files, enfurecido posteó la situación. “Sam quería sacarse el barniz de uña para que no lo molestaran más. Estaba muy angustiado. Yo le dije que si quería se lo podía sacar pero que nunca tiene que actuar de acuerdo a lo que otros opinen o le digan. Le dije que lo que se ponga o como luzca lo tiene que hacer sentir a él bien y no al resto de la gente. Al diablo con todos los demás”. Señaló. Luego contó que recibió cientos de mensajes de apoyo a Sam de diferentes partes del mundo y que se los leyó. Esto hizo que el pequeño se alegrara y tuviera confianza en sí mismo. Tanto así que decidió seguir con las uñas rojas y el papá también se las pintó con él.

“Lo que me da rabia es que estos niños están en kínder y todo esto que dicen es lo que escuchan en casa de la boca de sus padres y lo repiten. Es una masculinidad tóxica”, remató el padre de Sam.

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.