Nadie sabe, nadie se imagina lo que es ser madre hasta que no lo vive

Tengo 26 años y estaba en proceso de la titulación de mi carrera cuando supe que estaba embarazada, no puedo decir y sería tonto afirmar que “fue una sorpresa”  ya que evidentemente me confíe y no usé algún preventivo para que esto no sucediera. Dudé varias veces en continuar con el embarazo o no, mi pareja estaba también en la misma situación de duda, pero finalmente decidimos ser padres  y ser valientes en el camino que decidimos tomar. Recuerdo  el día que juntos llegamos a la conclusión de “que tan difícil puede estár y que tanto podría suceder” .

Ahora nuestra hermosa bebé tiene cinco meses, hemos pasado cosas muy hermosas y claro, situaciones absurdas y peleas. Cuando  él se encuentra ausente, por motivos de trabajo o cosas cotidianas de la vida, tal como en este momento, comienzo a pensar qué hubiera sido si la decisión tomada hubiera sido otra.

Son las 12:47 de la madrugada y terminé mi cena hace unos minutos. Si antes de estar en esta situación me hubiesen dicho todo lo que conlleva ser madre con lujo de detalle no sé qué hubiera pasado entonces en mi vida, pero vaya, nadie experimenta en cabeza ajena.
Claro que todos te dicen que “la vida te cambia”  pero no es como:
*Vas a calentar tu sopa tantas veces que olvidarás si está fría o caliente en el momento en que por fin puedes comenzar a comerla y vas a enojarte tanto de que tu pequeño despierte llorando cada media hora sin saber qué es lo que le pasa, hasta creerás que simplemente no quiere que te comas esa maldita sopa.
*Te sentirás sola muy sola a pesar de tener junto a ti a una pequeña parte de la persona que amas.
*Vas a estar frustrada.  Si sabías lo que era trabajar y recibir un sueldo propio, tener libertad de ir y venir, estarás tan frustrada si lo sabias, por que ahora ya no dependes de ti ahora, por lo menos un tiempo, debes estar con tu bebé porque las redes de ayuda, simplemente, no están.

*Veras a tu pareja salir a la calle,  sin más  preocupaciones que su bebé este a salvo contigo. Hará  el super por ti, no te llevará por que el pequeño no puede salir y por lo tanto tampoco tú. Y le tomarás rencor, un rencor terrible por dormir bien, por comer calentito y a sus horas, por bañarse sin problema alguno, por todo, hasta por estar junto a ti.

Si hubiera visto mis momentos de odio y desesperación por no poder comer,dormir, salir,si hubiera sabido que perdería mi cabello,me dolería la espalda, que mi vida se vería estancada en una casa de dos pisos y un patio enorme pero que de ahí no pasaría por lo menos en un tiempo hasta que el pequeño esté más grande .. Si hubiera visto las noches que lloré sola sin un consuelo, si hubiese sabido lo mal que me sentiría por sentir resentimiento para con mi bebé.

Bien dicen que el hubiera no existe, y aun a pesar de haberlo escuchado o  haberlo visto, tal vez aun así nisiquiera entraría en razón ya que así somos los seres humanos. Estoy a solas en el cuarto, mi plato de sopa enfrente, la televisión en pausa como siempre cuando intento ver una película, que por cierto aparece subtitulada a pesar de estar en mi idioma a razón de que desde el nacimiento de mi bebé la televisión no pasa del volumen diez, estoy cargando a ese ser que me cambió no sólo la vida, los horarios, los lugares, los sueños, las pesadillas, los miedos, las risas… Que me transformó en alguien que no reconozco que a veces  me hace sentir una mujer espléndida una mujer bondadosa y amada y que otras veces  me hace sentir la más desdichada, lo tengo en brazos, siento su respiración escribo al mismo tiempo ;no puedo evitar llorar de enojo para conmigo y de sentimientos lindos con mi bebé.

Me siento mejor después de haber escrito todo esto y me arrepiento de siquiera pensarlo, la tengo aquí a ella a ese hermoso ser que la vida me brindó y soy feliz a su lado, soy feliz con su papá, los amo a los dos y sé que no cambiaría lo que me hacen sentir y cómo me hacen vivir ahora. Mañana comienza de nuevo esta batalla conmigo misma.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.