¡Mi hijo se cayó de cabeza! Mitos y verdades para descartar una lesión de gravedad

  • Las caídas en niños pequeños son más frecuentes de lo que creemos, sin embargo, diferentes factores harán la diferencia entre tener cuidados simples o consultar con un médico de inmediato.

Si bien la premisa es no dejar a los bebés ni a los niños pequeños sin el cuidado de un adulto, lo cierto es que los accidentes ocurren y debemos aprender a distinguir qué síntomas son peligrosos y cuánto de creencias infundadas hay cuando un pequeño se golpea la cabeza.

Las caídas de cabeza son unas de las más frecuentes en menores de 3 años; ya sea desde la cama, mudador, coche o al tropezar o trepar algún mueble. Se producen porque aún no tienen desarrollados sus reflejos, porque van adquiriendo nuevas capacidades para moverse o debido a que tienen poca conciencia del peligro.

El pediatra Mauricio Jarufe, señala que la gravedad de los golpes en la cabeza está determinada por la posibilidad de que haya hemorragias dentro del cráneo. “Si bien hay otras complicaciones posibles, esta es sin duda la más frecuente y la que puede producir problemas graves y urgentes de resolver”, explica el médico. Un factor a tomar en cuenta, agrega, es la altura de la caída, aunque hay otros elementos que inciden, como el tipo de superficie o la forma de la zona contra la que se ha golpeado el menor.

Existen ciertos síntomas que se pueden considerar peligrosos, sin embargo no siempre conllevan una complicación mayor. Estos son: la pérdida de conciencia, vómitos repetidos, dolor persistente o progresivo, irritabilidad o llanto inconsolable en el caso de los niños que no hablan, cambios de conducta, alteraciones en la capacidad de movilizar todo o parte del cuerpo y/o movimientos anormales, entre otros.

El médico comenta que existen algunas creencias que se deberían desmitificar,  entre ellas que no se puede mover o no levantar al niño, “lo que sólo es aplicable cuando se ha producido un golpe de alta energía, en los que se sospecha de daño cervical, lo que es muy poco frecuente en los accidentes domésticos”. Otro mito es que el menor no se debe dormir, que no es lo mismo a que tenga un grado de inconciencia.  “En el caso de las guaguas luego del estrés que provocó la caída es normal que entren en somnolencia, por lo tanto la recomendación es vigilar frecuentemente que sea un sueño normal, estimulandolos cada una hora, por ejemplo, para asegurarse de que tienden a despertar normalmente”, indica el doctor Jarufe.

Es común que sobre todo los padres primerizos corran a un servicio de urgencia luego de una caída de cabeza, aún sin que el menor haya presentado alguno de los síntomas que se consideran de cuidado. Sin embargo, el pediatra señala que no tendría sentido si el golpe es de baja energía, como los que habitualmente se producen dentro del hogar, y que en el bajo porcentaje que tienen complicaciones importantes, los síntomas pueden aparecer incluso después de varias horas o incluso días. Claro está que se refiere a caídas leves y no de grandes alturas, ni golpes realmente fuertes o accidentes de tránsito, por nombrar algunas.

 ¿Cómo debemos revisar a los niños luego de una caída de cabeza?

El doctor Jarufe indica que lo primero que debemos revisar es si hay sangre, heridas o inflamaciones en la zona donde se produjo el golpe, para luego continuar con la revisión del resto del cuerpo, fijándose si el niño presenta dolor en alguna parte o si ha perdido su capacidad de moverse normalmente. Asimismo, enfatiza que los síntomas muy rara vez aparecen inmediatamente luego del golpe y que pueden manifestarse incluso días después del accidente, “por lo tanto la recomendación sería mantener la alerta por los siguientes 4 días después de un golpe sospechoso, aun cuando en casos de complicación estas suelen presentarse hacia las primeras 24 horas”, señala el médico.

Finalmente, el doctor Jarufe aconseja que posterior al golpe se debe mantener siempre vigilado al menor, de forma de permitir que realicen sus actividades normalmente, y observando especialmente la aparición de algún síntoma que pueda complicar su salud.

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.