Mamá de 98 años se muda a hogar de ancianos para cuidar a su hijo de 80

La maternidad no tiene edad, se es siempre mamá. Esta frase se hace hoy más real que nunca con la historia de la inglesa Ada Kestimg y su hijo Tom.

Tom fue el mayor de cuatro hermanos, nunca se casó y siempre vivió con su madre. Hasta el año pasado cuando por problemas de salud tuvo que trasladarse a un hogar de cuidados para adultos mayores aunque ella no lo necesitaba.

“Todas las mañanas voy a su habitación para darle los buenos días y cuando salgo siempre está al pendiente de mí. Al regresar me recibe con los brazos abiertos”, relata Ada a un periódico de Liverpool.

La familia de Ada y Tom los visitan regularmente y están felices de que puedan estar juntos otra vez.

Una historia de amor verdadero que nos emociona a todos.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest