La buena vida en Madrid

Madrid, conocida como la capital de España y ciudad cosmopolita, reúne mucho más de lo que uno podría pensar.

Es la tercera ciudad más poblada de la Unión Europea, lo que da una idea del movimiento que lleva de día y, por sobretodo, de noche. En ella no sólo encontrarás cultura, miles de bares de tapas llenando las orillas de las más grandes vías, y caminatas por los más lindos parques que te darán la tranquilidad que la ciudad ofrece. Es mucho más que eso.

En Madrid no existe el día, ni tampoco la noche. Se fusionan. Puedes estar las 24 horas recorriendo sus calles y rincones y siempre habrá algo para ofrecerte, y tu, sin más, aceptas.

El tiempo que estuve en Madrid no fue suficiente para disfrutarlo a fondo, siempre queda algo pendiente, pero de los lugares que conocí creo que fueron los must de la ciudad y espero que sean de tu gusto.

Primero que todo hay que prepararse según la época en la que visitarás. De Diciembre a Marzo te encontrarás con pleno invierno. Es lluvioso pero por sobretodo frío, me tocó nevando por lo que nunca se sabe. Mejor ir abrigado. Luego la primavera, de Marzo a Junio, es muy agradable. No es necesario tanta ropa, y las noches son perfectas para ir a tomar algo a los famosos bares de tapas. Verano, que dura hasta Septiembre, es un calor intenso, que puede llegar hasta 40 grados. Madrid es una jungla de cemento, por lo tanto se podrán imaginar el calor que hace. Sin embargo, siempre te puedes refugiar en sus hermosos parques junto a una cañita (si, caña, un delicioso vaso de cerveza helada). Luego en Otoño, de Septiembre a Diciembre, al igual que la Primavera, suele ser amable con su gente. Una chaqueta ligera es suficiente, aunque suelen caer sus buenas lluvias de vez en cuando.

Cuando llegué a Madrid lo primero que hice fue instalarme en el hotel y salir a recorrer con mapa en mano. Me subí al metro y empecé. Obviamente antes me había informado un poco sobre los lugares más céntricos y famosos, para así saber dónde ir.

Así fue que llegué a Gran Vía. Como lo dice su nombre, una vía enorme, muy concurrida y turística, con grandes tiendas, teatros, cines y calles interiores donde encontrarás pequeños bares de tapas. La primera calle a la que fui se llamaba Fuencarral, a la cual me hice adicta, no solo por la cantidad de tiendas que hay sino también por sus restoranes. Una parada obligatoria es el restorán Lateral. Combina perfecto el concepto de bar de tapas. Su sangría es espectacular, y acompañada de sus famosas tapas, querrás repetirlo más de una vez. De día para pasar el calor, de noche para disfrutar de su ambiente.

Lo bueno de Madrid, es que mucho lo puedes hacer caminando. Muchas de sus atracciones son cercanas entre sí, por lo tanto es más agradable y entretenido ir recorriendo de esa manera. Por supuesto, para otros lugares tienen que tomar metro.

Cercano a Gran Vía, está Puerta del Sol (Metro Sol), en la cual está la famosa estatua del Oso, el Reloj de la Casa de Correos y el Kilometro Cero. Este lugar es el punto de encuentro para muchos. Desde aquí puedes llegar a hermosos lugares turísticos que son fundamentales que visites. Además concentra a su alrededor tiendas, cafés, el famoso Museo del Jamón y bares de todo tipo.

Desde aquí, caminando por la Calle Mayor, llegarás a la famosa Plaza Mayor, conocida por su estatua de Felipe III al centro, la Casa de la Panadería y sus múltiples terrazas, las cuales te acogen para hacer una parada y tomarte un café o bien una cerveza. Sin embargo, una parada obligatoria es el Mercado de San Miguel. A unos metros de Plaza Mayor se encuentra este mercado que concentra los más ricos y tradicionales platos madrileños. Podríamos compararlo con el Mercado Central, pero la verdad es que es único. Es más gourmet, ordenado y cosmopolita. Si bien es un poco caro, vale la pena comprar ya sea una bocata de calamares o un vaso de sangría y recorrerlo.

Luego nos movemos al Palacio Real de Madrid, uno de los palacios reales más grandes de Europa Occidental. Si bien es la residencia oficial del Rey de España, hoy los actuales reyes no habitan en el, por lo tanto se pueden hacer visitas guiadas y dejarse maravillar por su contenido. Grandes obras, la sala del trono real y la capilla real son alguna de sus atracciones. Afuera del Palacio te esperarán los Jardines de Sabatini, un hermoso diseño geométrico, que se extiende por casi 3 hectáreas. Sus arbustos, flores y arboles acompañadas de las esculturas de mármol blanco son el lugar el perfecto para terminar el día, ya que de tarde sus contrastes junto con el atardecer son dignos de recordar.

Son tantos los lugares que visitar, que para visitar Madrid necesitas a lo menos unos 5 días.

Para seguir nuestro recorrido, luego del Palacio Real nos vamos al Templo de Debod. Cabe destacar que todo este recorrido se hace caminando, por lo tanto si van en verano lleven agua y si es invierno una buena chaqueta y paragua!

El Templo de Debod es un edificio del Antiguo Egipto, el cual se trasladó a Madrid el año 1968 siendo este un regalo por la ayuda española para salvar los templos de Nubia, en peligro de desaparición debido a la construcción de la presa de Asuán.  Se rodea de jardines, los cuales en verano se ven llenos de jóvenes compartiendo, realizando picnic y tomando sol. Les recomiendo ir a la hora del crepúsculo, ya que las luces que iluminan el Templo, combinado con el atardecer es impresionante, te traslada a Egipto de una. La entrada es gratuita, y es casi una obligación conocer este precioso monumento.

Seguimos nuestro tour y, bajando por los jardines del Templo llegamos a Plaza de España, una de las plazas más turísticas y céntricas de Madrir. Su superficie, de 36.900 metros cuadrados, la convierte en una de las plazas más grandes de España. Su cercanía con decenas de restoranes y atracciones la transforma en un punto de encuentro para tomar lindas fotos o relajarse después de una larga caminata. Esta plaza está a metros de Gran Vía, por lo tanto, como pueden ver, hemos dado un recorrido en círculo por los mayores atractivos de Madrid. Pero esperen! Que todavía queda mucho.

Uno de mis lugares favoritos es el Parque del Retiro. Si están muy lejos pueden tomar metro y se bajan en estación Retiro, quedarán en la puerta misma. Uno de los más grandes pulmones de Madrid, no solo ofrece grandes jardines, sino también su famoso estanque, donde puedes arrendar una pequeña barca para disfrutar su vista y ver más de cerca el impresionante monumento a Alonso XII. Les recomiendo caminar hacia su interior, se encontrarán con personajes tocando el acordeón, flautas, pintores y personas leyendo el tarot. Además podrán disfrutar del verdadero churro con chocolate caliente, una delicia!

Más adentro, pasando por sus jardines interiores, podrán ver el Palacio de Cristal. Como lo dice su nombre, es literalmente un Palacio hecho de vidrio, que se usaba como invernadero, pero en la actualidad es utilizado como sede para distintas exposiciones. Es maravilloso, como estar en un cuento de hadas.

Desde el Retiro, nos vamos a la famosa puerta de Alcalá, uno de los monumentos más emblemáticos de Madrid. Este enmarca la Plaza de la Independencia, y da inicio a la Calle Alcalá. Si eres fanático del fútbol, luego querrás pasar a Plaza Cibeles. Quizás a algunos les suena, ya que es el lugar donde el equipo de fútbol Real Madrid celebra cada uno de sus triunfos. Además está situada en el centro de la ciudad, siendo una de las atracciones turísticas más visitadas. Su hermosa fuente representa a la diosa Cibeles sobre un carro tirado por leones. A su alrededor, la acompaña el Palacio de Cibeles. Este impresionante edificio es uno de los más representativos de Madrid, funcionó como sede central de Correos pero actualmente alberga el ayuntamiento. También encontrarán un mirador y un restorán.

Si les gustan los Museos, les recomiendo ir al Museo del Prado, muy cercano a Cibeles. En este museo podrán encontrar las más reconocidas y grandes obras. Las Meninas de Velásquez, La Maja Desnuda de Goya y El Caballero de la Mano en el Pecho de El Greco, son unas de las más grandes pinturas exhibidas en su interior. Hay visitas guiadas también, si es que quieren dedicar una mañana entera a recorrer sus pasillos y obras.

Ahora, para descansar un poco, nos iremos al barrio La Latina. Un imperdible. Al ser casi en su totalidad sólo para peatones, lo hace especial para recorrer y disfrutar de sus terrazas. Puedes elegir el bar que quieras, la verdad es que son todos muy similares en cuanto a lo que ofrecen y sus precios. Si uno está lleno saltas al otro hasta que encuentres un lugar donde sentarte. Se caracteriza por ser un barrio bohemio, que en verano y primavera alberga miles de jóvenes buscando un lugar donde disfrutar y compartir un tinto de verano. Recomendado cien por ciento. Si van en metro, que se los recomiendo, se tienen que bajar en estación La Latina.

Por este mismo sector, los domingos se instala el famoso mercado El Rastro. Es un mercado al aire libre que se caracteriza por su contenido. Podrás encontrar los más increíbles objetos, pero por sobretodo antigüedades. Eso si, les recomiendo no ir con cartera o joyas, ya que al ser un mercado muy masivo es mejor prevenir cualquier tipo de robo.

Para ya ir terminando nuestro recorrido, les recomiendo tomarse un día para viajar a Toledo. Una ciudad que se encuentra a 45 minutos de Madrid, pero que los sorprenderá. Conocido por ser Patrimonio de la Humanidad, es llamada la ‘ciudad de las tres culturas’, esto debido a que durante años convivieron árabes, judíos y cristianos. Esto se ve reflejado en sus iglesias, palacios y fortalezas. Les recomiendo tomar un tour guiado, ya que es una ciudad grande y un tanto enredada, entonces para que saquen el mayor provecho mejor ir con alguien que conozca bien cada uno de sus rincones.

Para llegar a Toledo es muy fácil. Desde Madrid deben dirigirse a la estación de autobuses Plaza Elíptica, desde ahí salen buses con alta frecuencia y por 10 euros aproximadamente. Si bien es un poco más lento, es la alternativa con las tres B: bueno, bonito y barato.

Si desean, pueden arrendar un auto y llegar por cuenta propia.

Luego de recorrer todos estos lugares, ustedes se preguntarán si eso es todo. Pues no. Hay tanto para visitar! Otras paradas que les puedo recomendar pero que quizás no son tan atractivas para algunos es la Estación Atocha. Conocida como la estación de trenes más importante de Madrid, lamentablemente se hizo famosa por el atentado ocurrido el 2004, donde 191 personas murieron luego de la explosión de bombas dentro de los carros. Dejando este lamentable suceso de lado, la estación en si es un atractivo debido a su Jardín Tropical interior, el cual está formado por más de 500 especies, tanto animales como vegetales, y a los monumentos dedicados a las víctimas del atentado.

Otro lugar que les puede interesar si es que viajan acompañados de un amante del fútbol es el estadio del Real Madrid, el Santiago Bernabeu. Ubicado en el Paseo de la Castellana, está abierto de lunes a domingo, a excepción de los días que hay partidos oficiales. Se puede hacer un tour por 25 euros aproximado, ya que los valores de las entradas a los partidos muchas veces son estratosféricos.

Espero que todos estos datos sean de su agrado y les sirva para descubrir cada una de las maravillas que Madrid ofrece. La verdad es que ustedes mismos irán descubriendo rincones, bares y plazas. Eso es lo maravilloso de Madrid, uno nunca termina de conocerlo y de sorprenderse.

Buen viaje!

Constanza

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest