Los beneficios del YOGA en los niños

Para mí,  el yoga es el mejor regalo que mi mamá me pudo entregar. Ya que fue ella quien unos meses antes de morir me llevó a conocer una escuela de yoga y fue ahí donde inicié mi práctica. Tenia 18 años. Y se lo agradezco tanto. Imagínense ahora nosotras que somos madres y estamos aprendiendo y descubriendo lo que es la maternidad lo maravilloso que es entregarle a nuestros hijos una herramienta tan poderosa para vivir la vida de manera más sana, feliz y positiva.

Ahora soy madre de dos niños preciosos(de 1 y de 3 años), instructora de yoga, artista visual y profesora de artes visuales, y te puedo afirmar que si , el yoga ha sido una tremenda y valiosa herramienta para vivir la vida de una mejor manera y más consciente.  Incluso me preparo y me preparé  para poder dar a luz a mis dos hijitos de manera natural y sin epidural.  Pero bueno, en otra ocasión escribiré sobre esa experiencia, ahora te contare sobre el yoga para niños.

El yoga para niños se caracteriza por ser lúdico y entretenido. Los niños aprenden y hacen yoga por medio del juego, ayudándolos a concentrarse y a conocerse a si mismos, logrando seguridad y confianza.  Les ayuda a mejorar su autoestima, su concentración, les entrega tranquilidad y, en algunos casos, les permite corregir dolencias físicas congénitas o adquiridas.

Enseñarles yoga a los niños es positivo para vivir la vida de una manera sana, equilibrada y optimista. Porque al hacer asanas (posturas de yoga) estás ejercitando tu cuerpo, manteniéndolo saludable. Porque al estar conectado a tu cuerpo comienzas a auto observarte y conocerte cómo eres, a respetarte, a amar a tu entorno como a ti mismo. Te entrega paz. Además, al estar conectado a tu cuerpo y respiración, adquieres concentración. De tal forma no sólo estás más despierto si no que más alegre, con el pensamiento positivo. Te conectas con tu ser espiritual y eso es esencial para poder vivir en armonía en esta vida tan acelerada que llevamos.

El yoga para niños se enseña de una manera dinámica, lúdica, por medio del juego, la imaginación, el mundo de la fantasía. Para así mantenerlos entretenidos. Los niños van aprendiendo las “asanas”   (posturas) , al mismo tiempo, van aprendiendo a respirar y a auto valorarse como seres humanos y a valorar y a respetar a todos los seres sintientes.

Es muy entretenido ya que al traducir los nombres de las asanas del sanscrito al español estas tienen nombres de la flora y fauna en su mayoría:   la montaña, el árbol, la mariposa, la cobra, el perro, el gato, el León, y eso, a los niños, les fascina.

A partir de Agosto comenzaré a dar clases de yoga para mamás e hijos (entre 2 y 5 años aprox) en Rasavant, Santiago de Chile. Y practicar yoga con tu hijo es muy rico ya que crea un apego para toda la vida, entrega confianza a tu hijo y nos ayuda las madres a tomar conciencia de la bendición que tenemos al tener a nuestros hijos y a disfrutar este momento y tiempo tan valioso que es la infancia, nos ayuda a aprender a respirar, a tomar contacto con nuestro cuerpo físico, mental y espiritual para así llevar un mejor estilo de vida.

Bernardita Schulz

Es madre, artista visual, instructora de yoga, con estudios en pedagogía en artes visuales.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest