Los 19 mandamientos de María Montessori que toda madre debe de leer

María Montessori fue una revolucionaria en materia de educación a principios del sigo XX. Montessori hacía hincapié en la importancia del juego para el aprendizaje de los niños y su autonomía. Elaboró la teoría de que los niños son sus propios maestros en un entorno de libertad y respeto. El adulto se convierte en un guía y observador de lo que hacen dentro del aula buscando que los niños desarrollen confianza en sí mismos e independencia para sacar a luz  el potencial de cada niño de manera integral siguiendo las ganas naturales e innatas de cada uno por aprender no sólo en el salón de clases si no que en la vida.

La italiana, que fue médico, pedagoga, feminista, científica filósofa, humanista, antropóloga y una líder de la época, escribió una serie de mandamientos para guiar a los padres en la crianza de sus hijos. Es importante que cada madre y padre los lea ya que cada uno de ellos encierra sabiduría y ayuda que nunca está de más para esta compleja tarea que es ser padres.

  1. Los niños aprenden de lo que los rodea.
  2. Si criticas mucho a un niño, aprenderá a juzgar.
  3. Si elogias con regularidad a un niño, aprenderá a valorar.
  4. Si le muestras hostilidad a un niño, aprenderá a pelear.
  5. Si eres justo con un niño, aprenderá a ser justo.
  6. Si ridiculizas al un niño con frecuencia, se transformará en una persona tímida.
  7. Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.
  8. Si denigras a un niño con frecuencia, desarrollarás en él un malsano sentimiento de culpa.
  9. Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, aprenderá a sentirse bien consigo mismo.
  10. Si eres condescendiente con el niño, aprenderá a ser paciente.
  11. Si alientas al niño en lo que hace, ganará seguridad en si mismo.
  12. Si el niño vive en un ambiente amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
  13. No hables mal de tu niño ni cuando esté cerca o lejos.
  14. Concéntrate en el desarrollo de lo bueno del niño para que no quede lugar para lo malo.
  15. Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando se acerque a ti con una pregunta o comentario.
  16. Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o tal vez más adelante.
  17. Está dispuesto a ayudar a tu hijo si busca algo, pero también pasa desapercibido si es que encontró lo que buscaba.
  18. Ayuda al niño a asimilar lo que antes no pudo asimilar. Llena el mundo que lo rodea de cuidado, discreción, amor y oportuno silencio.
  19. Cuando te dirijas a tu hijo hazlo siempre de la mejor manera. Dale lo mejor de ti.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest