Las madres y nuestro derecho a enfermarnos

Por Natalia Martini, psicóloga clínica

Mucho he escuchado sobre que las madres no tenemos derecho a enfermarnos, y parece bastante obvio, con todas las responsabilidades del trío hijos-casa-trabajo (todas trabajamos, aunque haya o no remuneración de por medio).

 

Sin embargo, verlo de esa forma suena muy fatalista y poco respetuoso con nosotras mismas y nuestras emociones, por eso propongo los siguientes derechos de una madre enferma:

 

– Derecho a una red de apoyo: como madres tenemos derecho a ésto todos los días, pero más aún cuando estamos enfermos. Si no hay familiares en la red que están permanentemente ayudando, buscar alguna amiga, una vecina, alguien que pueda ver a los niños un tiempo, aunque sea breve, para descansar y reponer fuerzas.

 

– Derecho a soltar las reglas: tratamos de que todos los días nuestros hijos sigan el mejor camino posible, en términos de tipos de juego, alimentación, etcétera. Cada una sabe hasta donde puede flexibilizar en eso, pero un día con entretenciones diferentes o comidas menos elaboradas no va a impactar en su desarrollo, sí va a impactar en nuestro descanso.

 

– Derecho a ordenar prioridades: los niños antes que la casa y el trabajo. Si hay energía sólo para ellos, el resto se arregla después.

 

– Derecho a “pataleta”: así como tenemos que cuidar nuestro cuerpo, también tenemos que cuidar nuestras emociones. Claro que podemos tener rabia, frustración, tristeza, las enfermedades nunca vienen en el mejor momento (¿hay un buen momento?) y es importante que podamos tener un espacio para expresarlas.

 

– Derecho a respirar profundo y seguir adelante: después del derecho anterior, tenemos derecho (y deber también) de respirar, de buscar nuestra calma y tranquilidad con lo que nuestra enfermedad nos permita (un paseo con los niños, un chocolate, un té o lo que nos guste), repetir como un mantra que las enfermedades pasan, el cuerpo es fuerte y si podemos con otras cosas, podemos también con esto.

 

Cuando las enfermedades son complejas, crónicas o graves, con mayor razón tenemos derecho a una red de apoyo, a cuidarnos y a hacer todo lo posible por estar bien, por nosotras y nuestra familia.

 

Ánimo!

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest