Lactancia materna: tortura para algunas un sueño para otras

Por Patricia Guzmán, periodista y asesora de lactancia

Aunque la lactancia materna es natural no a todas las mujeres se les da bien y no todas la disfrutan. Sin embargo, en esta columna, quisiera ayudarlas en su proceso de amamantamiento y para que éste resulte exitoso. Yo sé que no es fácil para algunas pero lo más importante es recalcar que si no se logra lo querido, no se sientan culpables. Lo importante es intentarlo.

Como asesora de lactancia materna que he sido durante años, puedo decirles que si la llevas con la naturalidad que ella significa podrá ser  maravillosa, fácil y la recordarás por siempre. Lo primero que debemos saber es que la lactancia es natural, si natural, somos mamíferos por lo que es muy extraño que una mujer no pueda hacerlo.  Si pones de tu parte y tienes seguridad todo será genial. Se natural y déjate llevar. Confía en ese pequeño ser que viene con todo a este mundo.

Ahora bien, te daré unos consejos básicos para que comencemos con el pie derecho:

  • Infórmate de todo lo relacionado con la lactancia desde el embarazo así te prepararás mentalmente y también preparas tus pezones con ejercicios  para que el bebe se agarre mejor.
  • Una vez nacido el bebe ponlo al pecho lo más rápido posible piel con piel..
  • El bebe debe cubrir toda la aureola de tu pecho, lo logras ayudándole abrir la boca con un ligero movimiento de su cabecita hacia atrás hasta que se agarre correctamente, esto es importantísimo y te garantiza una lactancia sin grietas ni dolor. El bebe no puede estar succionando sólo la punta del pezón, si es así, corrige la posición rápidamente, la posición es panza con panza.
  • Al finalizar cada toma debes limpiarte con un algodón con tu leche.
  • Los primeros 3 días saldrá el calostro, una leche compuesta por anticuerpos y nutrientes que protegen al recién nacido contra los gérmenes del medio ambiente. Es muy importante que durante las primeras horas el bebé succione frecuentemente el pecho, para además de alimentarse con calostro estimule la producción de leche y facilite su bajada que vendrá al 3 o 4 día, un bebe en cada toma beberá sólo una cucharadita de calostro y será suficiente para el.
  • Es normal que los pechos se congestionen y endurezcan en la bajada de la leche, para evitar problemas mayores, date un masaje desde la axila al pecho con pañitos tibios y tratando de sacar leche. Muy útil es comprar un saca-leche que te servirá más que demasiado.
  • Elimina horarios y relojes, el primer mes traerás a tu hijo colgado todo el día, recuerda que entre más lo pongas al pecho más leche producirás.
  • No te asustes, porque a los 15 días, al mes y medio y a los tres meses ocurre algo llamado “crisis de lactancia” y es momento en que muchas mamás la abandonan porque creen que sus bebes ya no se “llenan con su leche” y no es así, sólo es que nuestros hijos están creciendo tan de prisa que necesitan más leche y necesitaran unos días para conseguir sus onzas deseadas y ya regresa todo a la normalidad.

 

 

La leche artificial se expande masivamente después de la II guerra mundial. Antes las mamás ni siquiera se preocupaban de cómo hacerlo: se hacía y ya. En casos médicos o por muerte de la madre, existían nodrizas que la sustituían, pero en general la mayoría de las mamás amamantaban a sus hijos sin problemas ni temores. Sé que los tiempos han cambiado como la mujer lo ha hecho también, pero al menos podemos hacer el esfuerzo y decir ¡lo intenté, pero no lo logré!. Yo fui una loca obsesionada del tema y mis tormentos fueron contrarios a los de muchas. Tenía tanta leche que ahogaba a mis hijas, tuve un problema llamado “reflejo de eyección fuerte”  tanto que mi hija me veía y lloraba y por supuesto no quería mi pecho. A toda costa quería lograrlo así que pasaba todo el dia con el saca leche primero para bajar mi presión y luego le ofrecía esas onzas con cuchara o jeringa y luego me las ponía al pecho así me la pasé 3 meses, nunca se me pasó por la mente que no podría a pesar que estaba sola en un país lejano (soy chilena y vivo en México), sin ayuda y con una niña de 4 años 8 meses,  realmente hice  lo imposible por lograr una lactancia exitosa y llegó recién a los 3 meses  y duró hasta el año y medio.

Mitos

Otro tema que no puedo dejar de mencionar sobre todo si quieres tener una lactancia segura y tranquila, son los MITOS que la rodean. Es aquí donde aparece la abuelita o la vecina. “No te destapes ni enfríes la espalda”. “ Toma cerveza,  ayuda a que produzcas más leche”.” No comas brócoli, coliflor, cebolla y una lista interminables de alimentos porque el bebe sufrirá cólicos”.” Dale agüita de anis para que se calme”. Etc, etc, etc ,  por favor no lo hagas, sigue tu vida normal. Sólo no fumes ni tome

 

  • No pases malos ratos o un susto, porque se te corta la leche. FALSO ¿ dime entonces  los bebes en campos de refugiados no podrían alimentarse?, es posible que el susto o mal rato pueda que disminuya la cantidad de leche pero el flujo se reanuda rápidamente en unos minutos.
  • Debes evitar ciertas verduras y legumbres flatulentas como: garbanzos, brócoli, coles de Bruselas, repollo, porotos y un sinfín de alimentos más, porque produce gases al bebé y en consecuencia cólicos. FALSO. Sólo le podría provocar flatulencias a la madre, el bebe por naturaleza tendrá cólicos en mayor o menor grado y nada lo impedirá, porque su estomago está en proceso de madurez. Al contrario al consumir todo tipo de verduras ayudara a la introducción alimentaria, porque lo único que hacen estas verduras es cambiar el sabor y el color de la leche, que mejor que cada toma sea distinta. Los únicos alimentos no recomendados antes de las tomas son  la cafeína o bromocriptina, como café, colas, té, mate y chocolates, no están contraindicadas, pero deben consumirse de forma moderada.
  • La leche materna no alimenta después de los 3 meses así que es necesario introducir alimentos sólidos. FALSO. A partir de los 2 a 6 meses la leche materna tiene 74 calorías. Desde los 12 a 18 meses tiene 88.1 calorías por cada 100ml. Para que te hagas una idea un puré de verduras con carne tiene 30 calorías por cada 100 ml.
  • Mis pechos son pequeños no produciré suficiente leche. FALSO. Es prácticamente imposible que una madre no pueda producir leche y técnicamente el tamaño del pecho no tiene ninguna relación con la lactancia.
  • Hay mujeres que producen leche de mala calidad, por eso los bebes no suben de peso. FALSO. Un bebe alimentado con pecho exclusivo, la mayoría de las veces  será más delgado que un bebe de fórmula. Hasta una madre desnutrida produce  leche de calidad.
  • Nunca me bajó la leche FALSO Es cierto que en algunas situaciones particulares, tales como pezones umbilicados o  bebes con problemas motores o paladar hendido  pueden tener más dificultades,  un adecuado apoyo profesional lo pueden  solucionar todo. Lo  más  preocupante  es que no solo las madres pueden llegar a tener estos mitos, sino también médicos y  enfermeras, siendo estos últimos lo que orillan a muchas madres a abandonar la lactancia.

 

No es tan difícil  ser mujer. Somos a veces complicadas y exigentes. Tenemos la gran bendición de dar vida y  poder alimentar a nuestros hijos. Si pones de tu parte y crees, te puedo afirmar  que tendrás  éxito en la lactancia.  . La clave es tan sólo en ser  positivas, tu confianza, la frecuencia de las tomas y  la correcta colocación del bebé al pecho. Es tan corta esta etapa. Tan corta la niñez, que sin darte cuenta tus hijos son adolescentes.  Disfruta el día a día con la mejor  actitud. No pienses en el mañana y échale todas las ganas.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest