La verdad sobre el collar de ámbar que necesitas saber

Por Davorka Pavic Moscópulos, odontóloga

Ver a nuestros niños sufrir es terrible. Todas nosotras como madres hacemos todo lo posible porque no sufran. Lamentablemente, con la salida de los dientes nuestros pequeños lo pasan mal y es ahí cuandoen nuestra desesperación,  recurrimos a lo que nos indican nuestras amigas, lo que vemos en internet o lo que usó la vecina que le funcionó tan bien. Y es aquí adonde entra el famoso collar de ámbar, sin embargo, debo aclarar desde un principio que su  uso  no está respaldado por la ciencia. 

Quienes lo recomiendan, afirman que la temperatura del cuerpo calienta el ámbar y éste suelta una sustancia (ácido succínico) que aliviaría el dolor al ser antiinflamatorio y que se absorbería a través de la piel para luego pasar al torrente sanguíneo. 

Pero como les decía, no existe evidencia ni investigaciones científicas que respalden esta teoría.

Al contrario, se sabe que para que el ámbar libere el ácido succínico, debe ser calentado a 200•C, por lo tanto, imposible que sea liberado, ya que la temperatura corporal normal de un bebé fluctúa entre 36 a 38•C

También hay que tener ojo en que los collares que venden no siempre son de ámbar, si no que de un plástico llamado polystyrol.

Algunos profesionales tampoco los indican por la cantidad de bacterias que pueden acumular. Pero no hay datos que demuestren esta teoría.

Y el punto más importante del por qué los médicos y dentistas en general no los recomiendan es por seguridad, por el riesgo de estrangulamiento y asfixia. Ponerle un collar a un bebé es altamente peligroso, no están preparados para usar este tipo de accsesorios bajo ningún punto de vista.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) no recomienda el uso de joyas en bebés. Debido a que la asfixia es la causa principal de muerte en los niños menores de 1 año y entre las cinco causas principales de muerte en los niños entre los 1 y 4 años.

Para quienes a pesar de lo anterior, igual decidan usarlo, por lo menos deben:

  • Preferir pulsera en vez de collar
  • Vigilar al niño cuando use el collar/pulsera.
  • Quitarle el collar cuando duerma o no esté siendo vigilado.

Pero en definitiva, basándonos en la evidencia, no se debe usar. Lo mejor para aliviar las molestias de la dentición en los niños es el uso de mordedores fríos, no congelados, y masajes en las encías. Y sobre todo, mucha paciencia de los padres. Es una etapa que pasará.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest