La tarea es eliminar las tareas

Por Pamela Porter, periodista

Sin duda, es un tema muy polémico pero por lo mismo hay que conversarlo. Ademas involucra a nuestros niños. Muchas cosas se han dicho sobre este tema, con y sin fundamento, pero el 70% de los estudios hechos concluyen lo mismo:  las tareas no hacen que los niños sean mas hábiles ni que aprendan más. Y ya esto es una opinion personal: los hace tremendamente infelices. A los 5 años ( cinco! Por favor!) se levantan prácticamente de noche, agotados, con ganas de quedarse en casa ( igual que uno) y jugar. Ok no. Estamos  de acuerdo que siendo eso similar a una forma de tortura medieval, es su única responsabilidad. Pasan hoooooras sentados “ aprendiendo” cosas que se les haría mucho más entretenidas si lo hiciesen jugando. Tenemos el ejemplo de Finlandia, y otros países de Europa donde se han eliminado los ramos, sólo se trabaja en equipo, los recreos son lo más importante y las tareas no existen. Acá no hay que inventar la pólvora. Hay que copiar y pegar. El sistema ya está probado y es tremendamente exitoso. El mundo está evolucionando hacia allá, hacia un lugar más libre y más feliz, donde nuestros niños no tienen que seguir un camino predefinido que tiene nombre: colegio, universidad, oficina,  hijos, trabajo, morirse. Creo que eso hace a la mayoría de las personas tremendamente infelices. En nuestra época el niño artista, músico o deportista era con el que no había que juntarse. El que no lograba ser médico , ingeniero o abogado era un “fracasado”. Hoy las carreras técnicas son sumamente necesarias y bien pagadas si es ese el fin ultimo de algunos.    Yo nunca he visto a un niño que se saque un siete con la cara más feliz, iluminada o emocionada que un niño que mete un gol. La vida no es una carrera de velocidad, es una carrera de resistencia. Y les estamos quitando energía a nuestros hijos. Ellos necesitan descansar, jugar y hacer deportes. En mi caso y en el de muchos que conozco fue el deporte lo que me formó en la vida. Necesitamos modernizarnos, avanzar, abrir nuestra mente. Tirar los uniformes al basurero y dejar que los niños se vistan con su color favorito.  Olvidarnos de la competencia por las notas, dejar de presionarlos tanto, dejarlos explorar, vivir, ser felices. Alguna vez alguien me dijo: ¿Cuál es el punto de hacer algo que no te apasiona?. No dejemos que esto le pase a nuestros niños. No permitamos que sean poetas trabajando en un banco. No matemos su infancia, sus sueños , su imaginación y su creatividad. Es un trabajo largo, duro, en conjunto. Pero tenemos que lograr que para nuestros hijos, el castigo sea NO ir al colegio. Apostemos por eso.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.