La salud bucal en el embarazo

Me parece muy importante tocar este tema, ya que existen muchos mitos en cuanto al embarazo y la mala salud bucal.
Parto por contarles que las frases tipo “un diente por hijo” o “el organismo saca el calcio de los dientes”, son mitos que están ultra estudiados.
Existen condiciones del embarazo que pueden llevar a ciertas enfermedades bucales que si no son tratadas, pueden derivar en pérdidas dentales. Pero las enfermedades bucales se dan principalmente por la falta o la mala higiene bucal.
Puede ser que alguien se lave los dientes todos los días, pero si no lo hace de la manera correcta, igual tendrá problemas.
En Chile, desde el 2010, las embarazadas tienen un gran beneficio y es que gracias al GES (garantía explícita en salud) se les da tratamiento oral integral.
Por qué se les da esta atención?
Hay varias razones.
Durante el embarazo se producen una gran cantidad de hormonas que hacen, entre otras cosas, que se produzca una inflamación de las encías (gingivitis).
La gingivitis se caracteriza por un enrojecimiento, dolor de las encías y tendencia al sangrado.
Las enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis) pueden generar un parto prematuro debido a que las bacterias periodontales o sus productos, llegan a la cavidad uterina. Y también que los bebés presenten un bajo peso al nacer.
Por esto, es muy importante mantener los dientes limpios, libres de placa bacteriana. Ya que la gingivits se debe principalmente al acumulo de esta placa.
El embarazo también puede provocar xerostomía (boca seca), lo que aumenta el riesgo de caries y enfermedades periodontales. Para evitar esta condición, debemos beber abundante agua y masticar chicles sin azúcar, para aumentar la producción de saliva.
Durante el embarazo aumentan los deseos de comer, esto lleva a que las mujeres anden comiendo a cada rato y no se laven los dientes después de cada ingesta de alimento. Por lo tanto, debemos elegir alimentos bajos en azúcar y nutritivos (frutas, verduras, quesos, etc). Recuerden que los dientes del bebé se comienzan a formar cuando están en el útero, por lo que es muy importante que la embarazada se alimente de forma correcta, para entregarle todos los nutrientes.
El ácido de los vómitos o reflujo producen una erosión en el esmalte dental, lo que lo hace más susceptible a las caries. En estos casos, se recomiendan enjuagatorios con mayor concentración de Flúor.
También es posible que aparezca una pequeña tumoración benigna, llamada Granuloma del embarazo. Un bulto o protubernacia, en la zona con gingivitis y que crece muy rápido. Se asocia a mala higiene oral, pero desaparece después del parto.
Al tratar y educar a la embarazada en cuanto a su salud oral, evitamos la  transmisión de bacterias cariogénicas de la madre al hijo.
Lo más importante es que traten de mantener una boca sana.
Realizando un prolijo cepillado dental al menos 2 veces al día.
Usando seda dental o cepillos interproximales para limpiar entremedio de los dientes.
Y comer lo más sano posible, privilegiando la ingesta de agua sobre jugos o bebidas.


Davorka Pavić Moscópulos

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest