La Navidad cuando perdiste a un ser querido y tienes que sobrevivirla

Por Pamela Porter

No sabemos cómo  pero ya pasó otro año y llegó diciembre. Un mes de dulce y agraz. Las fiestas pueden estar inundadas de felicidad. Pero para mucha gente, más que vivirlas tiene que sobrevivirlas.

Desde que tengo recuerdo diciembre es un mes de celebración. La gente se junta en sus casas, come pavo, se hace regalos e incluso  reaparece ese tan cuestionado “espíritu navideño” que se olvida en el día a día. Los niños esperan ansiosos a Santa Claus y el momento de abrir sus regalos. Esa es la Navidad de cuento. De libro. Es también afortunadamente la Navidad de muchas familias. Pero quiero detenerme en algo. Cuando un ser querido se va , la vida NUNCA vuelve a ser la misma. No importa cuántos años pasen, nunca se supera, nunca se hace más fácil. Los cumpleaños, la navidad, el año nuevo son un recordatorio permanente de esa silla que ahora está vacía, de esa sonrisa que no está y de ese abrazo que no vamos a dar. La forma de vivir un duelo es muy diferente entre las personas. Muchos se juntan igual con la familia y dan los abrazos correspondientes pero hay un grupo importante de personas que prefiere estar solo. Y es entendible. Es justo y necesario. RESPETELO. No lo fuerce. Si usted realmente quiere a esa persona,no la obligue a compartir. No diga cosas como ” pero si ya pasó tanto tiempo”, ” tienes que ir” , “como vas a esta solo”. Sea empático. La noche de PAZ y AMOR para muchos tiene que ver con el silencio. Los duelos vienen en olas. Al principio la sensación de estar adormecido y de incredulidad es un mecanismo de defensa, si no sería insoportable. Luego se pasa por pena, rabia, angustia, desesperanza. La gente con la mejor intención te dice : “Todo pasa por algo” o “este es un parte de un plan superior”. No entienden nada.
Luego pasa el tiempo y uno ilusamente cree que tal vez este evento no te marque para siempre. Pero una canción, un olor, un lugar te devuelven al mismo segundo que cuando recibiste la noticia por primera vez. No minimice el dolor de otro, no crea que usted reaccionaría de otra forma porque no tiene idea.
En esta Navidad hay mucha gente muriendo, enferma, en hospitales, en países en guerra, sin trabajo, con HAMBRE, Si algún sentido te hace la frase Feliz Navidad  entonces a disfrutar y ser feliz ,a compartir en familia pero por favor sean generosos, No económicamente porque eso no importa, con sus sentimientos, Dejando que cada uno viva su verdadera Noche de PAZ.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.